Empresas europeas a precio de saldo

Empresas

La crisis y la caída en el consumo ha provocado que algunas compañías europeas hayan tenido que buscar alternativas para dar salida a sus negocios.

El mercado europeo es un buen lugar en el que invertir para empresas foráneas. Las heridas del zarpazo de la grave crisis económica aún están abiertas y gigantes consolidados están viendo grandes dificultades para hacerles frente.

Con un panorama económico adverso y con unos ratios de consumo bajo mínimos, algunas empresas TI de origen europeo se han visto abocadas a vender partes a gigantes con más solvencia.

El caso más llamativo es probablemente el de Nokia. La histórica compañía finlandesa vendió a Microsoft su división móvil el pasado mes de septiembre. El precio pagado por la unidad de negocio que catapultó al liderazgo del mercado móvil a Nokia durante décadas fue de 5.440 millones de euros.

En 2007 la unidad de dispositivos y servicios de Nokia generaba 37. 705 millones de euros (un total de 25.083 millones de euros llegaron de la división móvil. A partir de 2008 los ingresos de la división empezaron a desinflarse hasta los 22.000 millones de dólares en 2011 y 15.000 millones de dólares en 2012.

KPN recibió una OPA de la operadora América Móvil, responsable del 30% de las acciones. Tras ofrecer 7.200 millones de euros por el control total del grupo de telecomunicaciones holandés, los acuerdos fracasaron. La fundación KPN (organización que vela por los intereses de la firma) bloqueó la operación.

América Móvil, compañía del magnate mexicano Carlos Slim, mantiene su intención de aumentar su presencia en Europa.

Telecom Italia acaba de vender su filial argentina a Fintech por un total de 714 millones de euros. Fintech está controlado por David Martínez, inversor mexicano. La teleco trasalpina ha protagonizado una historia de tensiones que motivaron la dimisión del CEO. La portuguesa Portugal Telecom acaba de cerrar su fusión con la brasileña Oi.

El caso de la española Everis merece también mención especial. La multinacional española ha sido absorbida recientemente por el Grupo japonés NTT por un total de 559 millones de euros. La empresa de consultoría emplea a más de 10.000 personas en todo el mundo.

Neelie Kroes, comisaria europea para la Agenda Digital y anteriormente responsable de Competencia en Bruselas no ocultó en una reciente visita a Madrid su preocupación por la situación de las empresas europeas. Defendió la construcción de un tejido empresarial sólido en el continente empezando por la inversión en el talento.

Consideró no obstante que es mejor que compañías extranjeras participen que las empresas desaparezcan.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor