Google responde a Bruselas

Empresas

El buscador se muestra dispuesto a colaborar pero defiende la transparencia de todos sus servicios.

Google ya tiene una contestación para la Comisión Europea a propósito de la investigación que se lleva a cabo por posible abuso de posición dominante al priorizar sus propios servicios y discriminar los de la competencia en su lista de resultados de búsquedas. A través de su blog, el buscador subraya en primer lugar que respeta la decisión y que continuará “trabajando de manera coordinada con la Comisión Europea para responder a sus preguntas”.
Pero, de todas formas, la compañía de Mountain View ha querido dejar algunos puntos claros. El primero es que “responder a las demandas de los usuarios de manera rigurosa y rápida es el objetivo prioritario”. Esto implica que, a veces, la respuesta más acertada a una búsqueda es un anuncio y a veces es un artículo de prensa o el resultado de un partido. Además, Google se construye para los usuarios, no para las webs, por lo que no todos los sites pueden salir en la primera página de resultados.
Finalmente, la compañía se defiende de las acusaciones esgrimiendo la transparencia con la que siempre han tratado los costes de promoción de determinados productos o campañas, y destacando que son el motor de búsqueda que ofrece más información sobre cómo funcionan sus ránkings y su sistema publicitario. De esta manera, la compañía opta por encargarse de su propia defensa ante las acusaciones de Foudem, ejustice.fr y Ciao!. Dicho esto, Google deja el proceso en manos de la Comisión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor