Intel adquiere Wind River para destronar a ARM

Movilidad

El primer fabricante mundial de microprocesadores ha anunciado la compra de la compañía desarrolladora de software Wind River Systems Inc, por 884 millones de dólares. Objetivo: expandir su negocio de chips en servidores y PCs a dispositivos móviles y sistemas embebidos donde reina ARM.

La compra de Wind River, con una oferta en efectivo de 11,5 dólares por acción que supone una prima del 44 por ciento sobre el valor de cierre ayer de la compañía, supone una de las apuestas más fuertes del gigante del chip en el sector de software para dispositivos portátiles.

Wind River está especializada en el desarrollo de software para dispositivos móviles, con VxWorks, un sistema operativo en tiempo real (RTOS), como el desarrollo más conocido de la compañía, que tiene software instalado en medio millón de dispositivos. Pero, ¿para qué quiere Intel esta compañía por la que paga una pasta considerable en teoría alejada de su negocio principal?

El fundador de TGDaily lo tiene claro: Intel pretende entrar a saco con la plataforma Intel Atom en el suculento mercado de integrados, dispositivos portátiles y smartphones, un mercado dominado ampliamente por ARM.

Con la compra de Wind River –que se uniría a sus esfuerzos por potenciar el sistema Moblin- Intel ofrecería de forma gratuita interfaces dinámicas para sus clientes, que podrían modificarlas en sus dispositivos. Por supuesto, bajo pago del hardware de la plataforma Atom que de esta forma vendría con valor añadido para dominar MIDs, smartphones y sistemas embebidos.

Intel devolvería así el golpe del salto de ARM al mercado PC, con su instalación en netbooks que saldrán este mismo año a la venta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor