Jobs justifica sus reticencias hacia Flash

MovilidadProveedor de ServiciosProyectosSoftware
0 0 No hay comentarios

El CEO de Apple, Steve Jobs, ha explicado las razones por las que productos como iPhone, iPod Touch o iPad no son compatibles con Adobe Flash, la tecnología presente en más del 90% de los ordenadores a nivel mundial.

Steve Jobs, máximo responsable de Apple, ha realizado un comunicado en el que pretende explicar los motivos por los que su compañía no ha aceptado el uso de Adobe Flash en ninguno de sus dispositivos móviles, como es el caso del iPhone, iPod Touch e iPad.

stevejobsdespues.jpg

En esencia, Jobs se justifica que Flash no es apto para sus productos porque no es una plataforma segura, confiable y tampoco táctil. “No es lo suficientemente compatible y consume demasiados recuros para los productos de consumo de Apple”, indicaba Jobs.

Sin embargo, la afirmación más audaz llegaba después de estas palabras: “Adobe cree que sus productos son abiertos y los nuestros cerrados, pero la realidad es justo la contraria. Los productos de Adobe son 100% propietarios, de hecho”.

Jobs trataba de explicarlo de esta manera: “Aunque el sistema operativo para el iPhone, iPod e iPad es propietario, estamos firmemente convencidos de que todas las normas relativas a la web deben ser abiertas. En lugar de utilizar Flash, Apple ha adoptado HTML5, CSS y JavaScript, que son estándares abiertos. En concreto, HTML5 permite a los desarrolladores crear aplicaciones mucho más ligeras que Flash, pero aportando gráficos avanzados, tipografías, animaciones y transiciones directamente desde el navegador sin tener que instalar o depender de aplicaciones de terceros, como es el caso de Flash”.

Jobs no quiere que sus productos dependan de otros fabricantes. De hecho, se escuda en que HTML5 es completamente abierto y está controlado por un comité que asegura los estándares, del cual Apple es miembro relevante.

Se trata de unas afirmaciones de las que diversos analistas comienzan a destacar algunas incongruencias. La apuesta de Apple por los estándares abiertos se limita realmente a la Web, ya que su plataforma de desarrollo para iPhone OS no sólo es cerrada, sino que la propia compañía se reserva el derecho de publicar las aplicaciones en la App Store.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor