Kodak se declara en bancarrota

Empresas

Kodak se acoge al Capítulo 11, el concurso de acreedores estadounidense, y espera cerrar la re-estructuración de la firma en 2013.

Eastman Kodak y su filial estadounidense acaban de acogerse al llamado Capítulo 11, una figura legal similar al concurso de acreedores español. La compañía se ha declarado en bancarrota voluntaria ante la Bankruptcy Court del Distrito Sur de Nueva York, consiguiendo así un balón de oxígeno que le permitirá, esperan, reorganizar su negocio.

“Kodak está dando un paso significativo para permitir a la compañía completar su transformación”, asegura Antonio M. Pérez, presidente y CEO de la compañía, en una nota de prensa.

La firma va a intentar dar un mayor impulso al segmento digital (sobre el que aseguran que es ya en 75% de su negocio) y recuerda los esfuerzos realizados de 2003 para reorganizar el negocio (con 13 fábricas cerradas, 130 laboratorios de procesado clausurados y 47.000 personas despedidas en ese período). Kodak ha conseguido también un préstamo de 950 millones de dólares a 18 meses de manos Citigroup, lo que le permitirá contar con una inyección económica en el presente inmediato.

La compañía espera acabar con la reestructuración en 2013. Los rumores que apuntaban a que se estaba preparando para un concurso de acreedores se remontan ya a principios de mes y la reorganización de hace unos días no consiguió frenarlos.

En estiloSN: Fotogalería. Diez anuncios antiguos (y de mejores tiempos) de Kodak

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor