La Agencia Federal de la Aviación desmiente que pueda derribarse un avión con una app de Android

Movilidad
0 0 No hay comentarios

La información que ha surgido estos días en torno a la posibilidad de interferir en el sistema de comunicaciones y alterar el funcionamiento de un avión en pleno vuelo hasta provocar que perdiese el control ha sido tajantemente negado por la FAA, que niega que haya una aplicación capaz de conseguirlo desde un teléfono móvil.

Todo procede de una demostración realizada en la conferencia de seguridad Hack in the Box por parte de Hugo Teso, quien empleó un sistema ACARS (acrónimo de Sistema de Comunicaciones y Comunicación de Notificaciones para Aeronaves) mediante un PC que podía alterar los datos de dirección, altura y velocidad con los que cuenta un avión para dirigir su rumbo durante el vuelo.

Efectivamente demostró que podía hacerlo, pero ello no quiere decir que un avión pueda ser inducido a estrellarse contra el vuelo porque sus datos le indican que en realidad está a mil pies de altura. Lo que demostró Teso en realidad es que la versión PC del programa de adiestramiento para manejar el ACARS tenía una vulnerabilidad que podía aprovecharse con el propósito mencionado… pero nada más.

La FAA informa de que un consultor tecnológico alemán habría localizado un problema de seguridad en el sistema de manejo de vuelo Honeywell NZ-2000 accesible desde un PC pero que en ningún caso supone una amenaza para los aviones ya que no opera sobre hardware certificado para volar.

Por resumir, se ha encontrado un fallo en el simulador imposible de que suceda en el avión real, puesto que en este la redundancia de sistemas y la diferencia de hardware imposibilita que tenga lugar esa brecha de seguridad.

vINQulo

Information Week

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor