La crisis ucraniana salpica a la industria TIC

Empresas

El CEO de la red social rusa más popular asegura que le han relegado de su cargo por no colaborar con los servicios secretos rusos.

Pavel Durov, el hasta ayer CEO de la red social Vkontakte y responsable también de la aplicación de mensajería Telegram, ha sido cesado de su cargo.

El emprendedor, que fundó Vkontakte en 2007, se ha quejado de haberse enterado de su cese por la prensa y ha anunciado en un comunicado que de momento no tiene planes de regresar a Rusia.

Además, el dirigente considera que una de las principales razones que han forzado su cese ha sido el hecho de que se negara públicamente a colaborar con el FSB, los servicios secretos rusos, que le pidieron acceder a información sobre los activistas ucranianos del grupo conocido como “Euromaidan”, formado por paramilitares que se oponen a Rusia.

Durov ha defendido que haber prestado información privada de usuarios ucranianos hubiera sido una actuación ilegal y por eso siempre ha respondido de forma negativa a esas peticiones.

Asimismo, el magnate ha lamentado que los últimos cambios en los accionistas de la empresa han reducido su libertad operativa en Vkontakte, informan en VentureBeat.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor