La explosión del ‘machine learning’ como servicio

Innovación

Con la oferta ‘as-a-service’, las organizaciones deberán asegurarse de que sus datos sean lo suficientemente ricos y contextuales para cosechar los beneficios del aprendizaje automático.

En Silicon Valley hay cada vez más ruido en torno al aprendizaje automático. En Australia, la compañía de nubes para empresas ServiceNow está buscando un futuro en el que las organizaciones no necesiten desarrollar sus propias tecnologías de aprendizaje automático, trasladando a los proveedores de servicios esta capacidad.

En el marco del Now Forum de la compañía celebrado estos días en Sydney, Dan Rogers, CMO global de ServiceNow, ha afirmado que muchos otros vendedores de la nube buscarán proporcionar aprendizaje automático como servicio, pero dependerá de que el cliente tenga un conjunto de datos rico y contextual para poder capacitarse.

“El aprendizaje automático necesita un problema para solucionarlo. Hay muchos proveedores que solo tienen la tecnología y creemos que es importante definir exactamente el problema que está tratando de solucionarse, ya que el aprendizaje automático se presta muy bien para clasificar, calificar, categorizar y predecir”, ha explicado el directivo.

Recientemente, ServiceNow ha llevado a cabo una encuesta entre 500 CIOs en 11 países, en la que Australia se ha posicionado a la cabeza mundial de la implementación de iniciativas de automatización de aprendizaje automático.

El 57% de los CIOs australianos encuestados han calificado el uso del ‘machine learning’ en su organización como maduro, en función de los activos desplegados, las habilidades de los empleados y el nivel de integración en los procesos de la empresa.

Según el informe, el promedio mundial es del 38%. Australia está seguida de Alemania, con el 51% de los encuestados mostrando madurez en el espacio del aprendizaje automático; EEUU (42%); Reino Unido (39%); y Singapur (32%).

“Los avances en ‘machine learning’ ya están empezando a tener un impacto significativo en el lugar de trabajo, permitiendo a las organizaciones e individuos alcanzar niveles nunca antes vistos de productividad y crecimiento. Es fantástico ver a las empresas emprender este camino”, ha concluido Rogers.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor