La implicación de la cadena de suministro en la capacidad de la empresa para crecer

Empresas

Más que nunca los jefes de la cadena de suministro (CSCO) deben asumir un rol de jugadores activos en la rentabilidad empresarial junto al CEO.

Los directores generales (CEO) cada vez están más preocupados por la excelencia operativa y la función de los jefes de la cadena de suministro (CSCO) debe abarcar dos roles principales, el de socio de crecimiento y el de vigilante de las operaciones, de acuerdo con Gartner.

“Ahora que el CEO ha regresado a un papel más equilibrado, aumenta la necesidad de que el CSCO sea un jugador activo en la discusión del crecimiento rentable de la organización”, tal y como ha manifestado Dana Stiffler, vicepresidente de investigación de la firma consultora.

Los líderes de la cadena de suministro tienen que hacer un mejor trabajo para ilustrar cómo esta puede alinearse con las prioridades del CEO.

“Si bien el crecimiento todavía encabeza la lista de las estrategias de negocio de los directores generales, nuestro estudio de 2015 ha revelado que esta tendencia se está sustituyendo por un nuevo enfoque en el que los CSCO tienen implicaciones directas en la capacidad de la empresa para crecer, mejorando las operaciones y la mano de obra”, según Stiffler.

Concretamente, Gartner cree que las preocupaciones del CEO en torno a la cultura empresarial deben alimentar las inversiones de los jefes de la cadena de suministro en el talento.

Los CSCO necesitan mostrar cómo la asignación de recursos y del talento -incluido el reclutamiento de nuevo personal- lleva al crecimiento mediante el equilibrio entre eficiencia y costes, consiguiendo desarrollar una estrategia exitosa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor