“La magia de la tecnología” de Dynatrace crece a doble dígito

Datos y AlmacenamientoEmpresas

La filial española crece significativamente más que la media global.

Es indudable que los representantes de Dynatrace para España y sur de Europa están contentos en su encuentro con periodistas. Y tienen razones.

Dynatrace España ha crecido un 25% en su último año fiscal, que ha concluido el pasado mes de marzo. El ritmo de la filial es superior al de la compañía, que ha incrementado su facturación en un 15%, hasta superar los 400 millones de dólares.

Estos son los datos provisionales, nos alerta Antonio García, vicepresidente de la compañía para el sur de Europa, ya que el crecimiento real está por encima del 30%, a la espera de que se publiquen los resultados oficiales.

El número de clientes en España también se ha disparado en un 20%. La razón, cree García, es una combinación entre los esfuerzos en I+D+i y un producto maduro y único en el mercado. “Es la magia de nuestra tecnología”, presume.

Dynatrace, dedicada a la gestión del rendimiento digital, monitoriza el comportamiento de aplicaciones. Para ello utiliza inteligencia artificial automatizada que ofrece datos en tiempo real que beben de numerosas fuentes de información. La cuota mundial de Dynatrace en este mercado de 3.000 millones de dólares es del 14%.

Como fruto de sus esfuerzos en investigación y desarrollo, la compañía ha presentado a `davis’, su asistente de voz que responde a preguntas relacionadas con el rendimiento de las infraestructuras de las compañías formuladas con lenguaje natural.

Es una solución que está teniendo buena acogida, revelan los ejecutivos de la compañía. Los negocios tienen una gran dependencia de aplicaciones, por lo que tener una visión completa y control constante sobre ellas es fundamental para el rendimiento de negocio, explica José Matias, responsable del negocio en España.

Con un producto tan maduro y con un mercado potencial de 3.000 millones de dólares en crecimiento, ¿espera Dynatrace ser adquirida por un gigante?

“Hace dos años nos compró Thoma Bravo”, explica Antonio García. No extrañaría, sigue, que la firma decidiera vender el activo en los próximos 3 años, como parte del funcionamiento del fondo de capital privado. De momento el objetivo es seguir crecimiento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor