Las nuevas leyes europeas de privacidad de datos podrían dañar a Facebook y Google

Cloud
0 0 1 comentario

La publicidad es hoy en día lo que hace viable que servicios como los que dan Google y Facebook sean viables económicamente, pero nuevas leyes sobre privacidad de datos que se están considerando en la Unión Europea podrían cambiar este modelo.

No es que Google y Facebook sean famosas por respetar mucho la privacidad, y gracias a esto han obtenido suculentos beneficios. Facebook quizás de manera mucho más oscura e inquietante, teniendo muchos más datos personales, pero los últimos cambios en las normas de privacidad de Google no se quedaban mucho atrás.

EEUU no va por supuesto a modificar nada los temas de privacidad porque no les compensa, ya que son justamente estas empresas, junto con otras más empresas tecnológicas relativamente nuevas, las responsables de la creación de empleo y riqueza en los últimos años, haciendo que la crisis no les haya golpeado más duramente.

Pero en Europa no hay tanto que perder, así que existe una “mayor conciencia” en la privacidad de los usuarios y su defensa, y el Parlamento Europeo estaría planeando realizar varias reformas para limitar el uso de datos privados a las compañías.

Según éstas, ninguna compañía podría utilizar datos sin pedir permisos expreso al usuario, al que luego tendría que explicar que ha hecho concretamente con ellos si lo pidiera. Google y Facebook ya han expresado sus quejas ante esto.

Pero ahora viene lo más inquietante y gracioso del tema, aunque las reformas siguieran adelante, si las empresas pasaran de estas nuevas leyes tan sólo tendrían que pagar una multa de entre el 0,5 y el 2% de su facturación.

Vale, esa cantidad no es poca, pero si tenemos en cuenta que, sin el uso de estos datos sus beneficios se van al garete, nos encontramos ante algo más inquietante todavía.

Existe la posibilidad de que con la excusa de “defender a sus ciudadanos” la UE busque una manera de crear normas de “imposible cumplimiento” estableciendo una especie de impuesto a base de multas que, por supuesto, aunque es el ciudadano el perjudicado, no ve un duro.

Y es que decir que quizás Google y Facebook vayan a dejar de ser gratuitos por esto, es un poco exagerado, más bien parece un sistema para que ya que las empresas comercian con nuestros datos, el estado también saque tajada.

¿No tendría más sentido que si no se cumple indemnicen a los usuarios directamente? Porque, que yo sepa las multas a las empresas no pagan las hipotecas ni facturas de los ciudadanos. Como mola ser una mercancía, ¿no?

Pero bueno, no pensemos mal, que los políticos seguro que no son tan maquiavélicos, ¿no? Será que es viernes y ya me siento conspiranoico…

vINQulos

TheGuardian

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor