Llega CISPA, ¿se apaga Internet?

Cloud

Los congresistas estadounidenses han dado el visto bueno a esta sustituta de las (no menos controvertidas) leyes SOPA y PIPA, a pesar del rechazo público de la Casa Blanca.

Se llama CISPA (Cyber Intelligence Sharing and Protection Act, o Ley de Intercambio y Protección de Información de Inteligencia Cibernética) y está a punto de convertirse de forma oficial en la ley antipiratería por excelencia de los Estados Unidos.

wwwDe momento, esta sustituta de las controvertidas SOPA y PIPA ya ha recibido la luz verde de la Cámara de Representantes del país norteamericano, con una proporción de 248 votos a favor y 168 votos en contra. Desglosado por partidos, 206 congresistas del Partido Republicano (especialmente miembros del movimiento Tea Party) y 42 del Partido Demócrata están a favor del texto, mientras que 28 republicanos y 140 demócratas se han pronunciado en contra.

O, dicho de otro modo, esto significa que el 88% de los integrantes del partido del elefante han emitido una respuesta favorable frente al 23% de sus rivales que han dado su visto bueno.

El siguiente paso será someter el borrador a votación en el Senado para, a continuación, pasar el filtro definitivo del presidente Barack Obama. Aunque la Casa Blanca ya ha mostrado su descontento ante una redacción algo imprecisa y unas garantías de control de la privacidad de los usuarios un tanto laxas.

Según informa Forbes y con la versión final de CISPA en la mano, el gobierno sería capaz de bucear “entre aquella información acumulada gracias a la ley con fines de investigación de los ciudadanos estadounidenses” y de hacerlo además “con total inmunidad respecto a las protecciones de privacidad, siempre y cuando se pueda alegar que alguien ha cometido un delito cibernético“. Esto supondría que la famosa Cuarta Enmienda de la Constitución estadounidense no tendría efecto en el mundo online.

La ley propuesta concede capacidad a autoridades y compañías privadas para espiar las comunicaciones de los usuarios y defenderse así contra el terrorismo y posibles violaciones de derechos de autor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor