Llegan los procesadores Intel Xeon E7 v2 para análisis de Big Data

Proveedor de ServiciosProyectos

Los nuevos chips de Intel prometen una memoria el triple de amplia y un rendimiento dos veces superior que la generación previa.

Subirse al carro del Big Data es imprescindible para las empresas si quieren desempeñarse de forma adecuada y avanzar hacia al futuro.

Ivytown PackageY es que, “en la economía actual, las organizaciones que sepan valerse de los datos para acelerar la obtención de inteligencia de mercado partirán con una enorme ventaja en materia de competitividad”, tal y como señala la directora general del Data Centre Group de Intel, Diane Bryant.

Cruzando y analizando los grandes volúmenes de datos que se generan cada día es posible sacar nueva información de valor para tomar mejores decisiones de negocio.

A eso precisamente quieren contribuir los nuevos procesadores Xeon E7 v2 del fabricante de Santa Clara.

Estos chips vienen con una memoria el triple de amplia, un rendimiento dos veces más alto y un ancho de banda de E/S cuatro veces mayor que la generación previa, según sus responsables.

Para ello trabajan con Intel Data Direct I/O e Intel Run Sure Technology, soportan el estándar PCIe 3.0 y admitirán la integración en servidores de 32 zócalos con 15 núcleos y 1,5 TB.

Recientemente, Intel también presentaba el software “open source” para análisis de Big Data Intel Data Platform, que está basado en Hadoop.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor