Los dos próximos iPhone fueron diseñados por Steve Jobs

Movilidad

Los requerimientos a Apple por parte de la Justicia estadounidense a cuenta del elevado número de robos de iPhone ha tenido como consecuencia el conocimiento de un dato de gran importancia hasta ahora desconocido: antes de fallecer el cofundador de la empresa dejó atado y bien atado el futuro inmediato del dispositivo estrella.

El juez del distrito George Gascon está decidido a atajar el grave problema que supone la gran cantidad de dispositivos iPhone que son robados cada año en grandes ciudades como Nueva York o San Francisco.

Una de las soluciones que Su Señoría ha propuesto a Apple es la inclusión de un mecanismo susceptible de “freir” al terminal pero la realización de esta idea ha demostrado ser más complicada de llevar a la práctica de lo que Gascon imaginó.

Puesto al habla con los interlocutores adecuados en Cupertino estos le explicaron la dificultd de implementar dicha función debido a que los dos próximos iPhone fueron desarrollados conforme a premisas establecidas por el propio Steve Jobs cuando aún era el director general de la empresa y al parecer introducir los cambios que permitirían esta petición realizada por el juez no sería nada sencillo.

De hecho al finalizar la reunión que el juez Gascon mantuvo con Michael Foulkes, directivo enviado por Cupertino para tratar las cuestiones relacionadas con este aspecto, Su Señoría ha reconocido que experimentó una fuerte decepción por la reticencia de Apple a modificar las líneas maestras establecidas por Jobs incluso para introducir una mejora que redundaría en la seguridad de los propietarios de sus terminales.

La tecnología que permitiría la inclusión de un mecanismo de inutilización remota del terminal ya existe y no debería ser demasiado complicado instalar en un terminal, pero e opinión de Gascon los fabricantes no estarían interesados en ello por temor a perder sus beneficios por una razón bien sencilla: si pierdes o te roban un móvil… ¡te compras otro!. La venta de iPhones robados se ha convertido en un lucrativo negocio que desaparecería si los ladrones fueran conscientes de que una vez robado el terminal quedaría totalmente inutilizado y sería imposible su venta.

En ocasiones es realmente complicado entender las razones que llevan a tomar determinadas decisiones por parte de la industria.

vINQulo

Cult of Mac

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor