Los partidos depositan su confianza en las TIC para conquistar Europa

Empresas

Las principales formaciones políticas españolas incluyen alegatos a la utilización de las tecnologías de la información en sus programas electorales.

Tan sólo faltan dos días para la celebración de los comicios electorales europeos y las principales fuerzas políticas están a punto de cerrar sus campañas. En esta edición, los partidos generalistas, en mayor o menor medida, se han referido a las tecnologías de la información dentro de sus programas para captar votantes, a sabiendas del interés creciente que suscita el sector.
El partido en el Gobierno traslada a Europa sus líneas de actuación en el ámbito español en materia TIC. Así, el PSOE habla de un modelo económico más competitivo y mayores oportunidades para competir en tiempos de crisis a través de las tecnologías de la información y la creación de clusters tecnológicos.

Los socialistas creen que aún hay que hacer un gran esfuerzo para llevar la sociedad de la información al conjunto de empresas y ciudadanos de la nación, incluyendo las zonas rurales, aunque reconocen que iniciativas como el Plan Avanza están sirviendo para ello. Según enfatizan, este programa habría servido para situar a España “por encima de la media europea en banda ancha y está contribuyendo a expandir el comercio electrónico”.

El Partido Popular dedica en su programa electoral un epígrafe denominado “Reformar para progresar: Políticas ambiciosas para la innovación, las nuevas tecnologías y el desarrollo de la sociedad de la información”. En él coincide con los socialistas en que la innovación es clave para la recuperación económica y refuerza la idea de que las TIC deben llegar a todos los sectores de la actividad, tanto empresarial como pública.

La fuerza encabezada por Mayor Oreja critica por otro lado el desarrollo de los objetivos marcados por la Agenda de Lisboa. Según los populares se está avanzando demasiado lentamente en materia de investigación y Europa aún no ha “cerrado la brecha en I+D+i con respecto a Estados Unidos, Japón o Corea.

Además, el PP señala que el aumento de la productividad y competitividad no sólo depende de aportar más recursos económicos a la investigación y a las TIC, sino en administrar eficientemente estos recursos y en incorporar las tecnologías disponibles.

Izquierda Unida centra su discurso en otros aspectos diferentes a los de PSOE y PP. En primer lugar, defiende la protección del medio ambiente a través de las tecnologías limpias y genéricas. El partido aboga, asimismo, por la transferencia de tecnología a los países en desarrollo para crear un nuevo paradigma que esté más basado en la cooperación que en la competencia.

En decisiones relacionadas con las TIC, como la financiación o la utilización, se inclina por la participación ciudadana y el consenso. En esta línea es una de las formaciones que más medidas concretas propone sobre la industria, como el fomento del software libre, la implantación de Internet en los territorios y capas sociales más desfavorecidos, la oposición a la implantación de las patentes de software, la alternativa al canon digital, el cambio en el sistema de propiedad intelectual o la no penalización del libre intercambio de archivos.

Por último, IU apoya la creación de la Agencia Europea de Investigadores e Investigadoras como elemento de reorganización de los esfuerzos y recuros orientados a la mejora de la tecnología y la sanidad.

El partido de Rosa Díez, UPyD, que se estrena en los comicios del Viejo Continente, destaca su apoyo a la creación de una “Agenda Estratégica de la I+D+i Europea”, que apoye la transferencia de conocimientos y tecnología a sectores tradicionales poco innovadores.

Por otro lado, los progresistas ponen el énfasis en la cooperación y convergencia tecnológica dentro de la UE, dando su apoyo al recién creado Instituto Europeo de Tecnología y del Espacio Europeo de Investigación. Para reforzar la labor de este organismo abogan por la coordinación efectiva de las distintas políticas nacionales de ciencia y tecnología; el desarrollo de infraestructuras de investigación de categoría mundial; la defensa de la cooperación entre el mundo público y el privado con políticas efectivas de transferencia de conocimiento y tecnología o la creación de plataformas tecnológicas a nivel europeo como clusters y Networks.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor