Multan a Vodafone por rechazar portabilidades

Movilidad

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones ha impuesto una multa de 250.000 euros a Vodafone por rechazar un número “muy elevado” de peticiones de cambio de compañía de sus propios clientes.

La CMT considera que esta operadora de telefonía ha incumplido gravemente las normas de conservación y migración numérica al impedir que gran parte de los usuarios que solicitaban una portabilidad pudieran realizara.

La multa se refiere a las portabilidades rechazadas durante el periodo que va desde el 15 de marzo hasta el 11 de mayo del año pasado, durante el cual la compañía alegó problemas técnicos para rechazar las peticiones de clientes que querían migrar a otras compañías conservando el número.

La CMT asegura que Vodafone retrasó en varias ocasiones la puesta en funcionamiento del nodo central, que es necesario para realizar las portabilidades, por lo que algunas peticiones de cambio de compañía se llevaron a cabo con fallos mientras que otras muchas fueron rechazadas.

El fallo de la Comisión aclara que ha existido una “actuación negligente” por parte de la compañía, pero que “no ha se ha determinado que existiera en Vodafone la voluntad dolosa de no cumplir con las obligaciones que tiene impuestas como operador”.

Es decir, la CMT aclara que Vodafone no rechazó las portabilidades para evitar que siguiera aumentando el número de clientes que decidían migrar a compañías low cost.

En cualquier caso las cifras de la operadora no son nada positivas en los últimos meses ya que en abril fue la compañía que más clientes perdió (131.120 líneas).

 

vINQulos

CMT, Cinco Días

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor