Nexus One y su pésima representación en pantalla

Movilidad

El terminal que HTC ha fabricado a Google dispone de una pantalla AMOLED de 3,7 pulgadas que sobre el papel promete una gran calidad, riqueza de colores y comportamiento en ambientes muy luminosos como exteriores. Sin embargo los resultados empíricos son muy distintos, sólo usa profundidad de color de 16 bits, poco más de 65.000 colores.

DisplayMate ha llevado a cabo una serie de tests a la pantalla del Nexus One y los resultados no dejan lugar a dudas, la representación gráfica que hace el mismo, o bien por la pantalla en sí o por cómo Android se comunica con ella deja mucho que desear.

La pantalla utiliza una profundidad de color de 16 bits, algo que lo equipara con smartphones de hace más de 5 años, ello implica unos malos degradados y colores poco reales.

El escalado de la imagen es de poca calidad, apareciendo ruido en las imágenes, artefactos y colores sobresaturados.

El brillo de la pantalla es muy bajo haciendo casi imposible ver su contenido a plena luz del sol y para finalizar comentan que está muy mal calibrada, hasta el punto de comentar que si fuera LCD la habrían puntuado como la peor del mercado hasta la fecha.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor