Polémica por la instalación de una red móvil en Paraguay

EmpresasOperadoresRedes

La Compañía Paraguaya de Telecomunicaciones (COPACO) ha invertido 5 millones de dólares pero el sistema aún no funciona por falta de software.

En diciembre del año pasado, la estatal Compañía Paraguaya de Telecomunicaciones (COPACO) firmó un contrato con Ericsson del Paraguay para la instalación de una red de telefonía móvil en el país. El acuerdo se cerró en 18 millones de dólares, de los cuales Ericsson ya ha recibido cinco millones.

Aunque el sistema ya está instalado en un 99%, la red sigue sin funcionar por falta de un software de facturación y de chips. Ericsson asegura que el pliego de bases no hacía referencia a la provisión de estos dos elementos.

En declaraciones reproducidas por ABC, el titular de la Federación de Trabajadores de Telecomunicaciones del Paraguay (FETRATELPA), Oscar Acosta, explicó: “El sistema funciona en un 99 por ciento, solo que no se pueden vender las líneas porque no hay chips y, lo peor de todo, el sistema para facturar a los clientes”. Ante esta realidad, Acosta cuestionó la desprolijidad de los directivos de COPACO.

Un representante de Ericsson que solicitó la reserva de su identidad aseguró a ABC que la empresa entregará los chips de los teléfonos, pero no el software de facturación. Ericsson ya envió 500 chips durante la semana pasada y ha comprometido otros 3.000 para los próximos días.

En cuanto al software, el empleado de Ericsson señaló que “no fue tomado en cuenta por la COPACO”. De todas formas, aseguró que la facturación podría haberse realizado a través del software provisto por T-Systems, mediante mediación y conciliación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor