Reino Unido crea el "impuesto Google": 25 % para empresas que tributan fuera del país

Empresas

El ministro de Hacienda de Su Graciosa Majestad ha decretado el final de las alegrías fiscales que hasta ahora se llevaban (junto a un buen montón de millones) al extranjero algunas empresas que a pesar de mantener negocios en suelo británico tenían sede a efectos de impuestos en países como Irlanda o Luxemburgo donde gozan de suculentos privilegios en este sentido al tributar por porcentajes muy bajos de los beneficios declarados.

Los beneficios obtenidos en suelo británico estarán gravados con un 25 % para las multinacionales que desvían la facturación de sus actividads a otros países de la Unión Europea. En palabras de George Osborne, secretario del Tesoro (equivalente a ministro de Hacienda) “ofrecemos unos de los menores impuestos del mundo para atraer a las empresas, pero a cambio esperamos que esos impuestos se paguen“. Y a tal fin nada como imponer ese 25 % a empresas como Amazon, Apple, Facebook, Google, Starbucks… que centralizan el pago de sus impuestos en países comunitarios como Irlanda o Luxemburgo, donde gozan de condiciones privilegiadas.

Osborne ha manifestado que “quien abusa de nuestro sistema fiscal está abusando del pueblo británico” y a pesar de reconocer los esfuerzos que se han llevado a cabo en Irlanda para limitar los privilegios fiscales de los que gozan muchas multinacionales se ha mostrado firme con este impuesto que comenzará a imponerse en 2015.

A pesar de todo hay quien opina que esta medida no tendrá un gran efecto real puesto que las multinacionales que podrían verse afectadas ya forman parte de tratados y convenios que especifican dónde deben tributarse los beneficios y que podrían quedar al margen de la aplicación de este nuevo impuesto.

vINQulo

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor