La subasta de espectros inalámbricos arranca con cifras récord

EmpresasOperadoresRedes

Aunque la identidad de los postores se mantendrá en secreto hasta el fin  del proceso, Google podría dar el salto a las telecomunicaciones de EEUU.

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos inició ayer la primera ronda de la subasta del nuevo especto de onda propiedad del gobierno federal. En el primer día de un proceso que puede durar meses, las pujas alcanzaron la cifra récord de 2.780 millones de dólares. La subasta podría suponer para el gobierno un total de 10.000 millones de dólares.

El nuevo espectro inalámbrico, dividido en cinco bloques, supondrá un salto cualitativo para las telecomunicaciones de Estados Unidos. Permitirá a las operadoras ofrecer a los clientes servicios avanzados de telefonía e Internet, como accesos de banda ancha a teléfonos móviles o accesos inalámbricos de banda ancha a portátiles.

El bloque D del espectro, que debe ser compartido con agencias públicas, ha tenido una oferta de 472 millones de dólares. Otro de los bloques conflictivos, el C, que debe estar abierto a todos los dispositivos y aplicaciones que satisfagan un precio mínimo, ha tenido una oferta de 1.240 millones de dólares, según datos facilitados por The New York Times.

La identidad de los postores se mantendrá en secreto hasta que se dé por finalizada la subasta. Sin embargo, entre las compañías cualificadas para optar a parte del espectro están operadoras tradicionales como AT&T y Verizon Wireless y nuevos agentes del mercado, como EchoStar Communications, Cablevision Systems y, sobre todo, Google.

El gigante de los buscadores podría dar el salto al mundo de las telecomunicaciones. Sería una enorme ventaja competitiva para Google que, por un lado, mantiene una dura lucha por el nicho de la publicidad en los móviles y, por otro, prepara un sistema operativo para móviles que podría derivar en el lanzamiento de sus propios dispositivos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor