Toshiba TG01: la potencia sin control no sirve de nada

Movilidad

En The Inquirer hemos tenido la oportunidad de contar con un Toshiba TG01, el primer terminal en integrar el poderosísimo procesador móvil SnapDragon a 1 GHz y que además integra una pantalla “gigante” de 4,1 pulgadas. El problema no es el hardware. El problema es Windows Mobile.

Hace meses que Toshiba está preparando un desarrollo que podría cambiar las reglas del juego en parte del ecosistema móvil: el TG01 marca el nacimiento de unos dispositivos que van más allá de lo que ofrecen los terminales actuales en términos de hardware y que se acerca peligrosamente al concepto de un miniportátil en toda regla.

http://www.telportal.ro/stiri/imagini_diverse/toshiba-tg01-01.jpg

El conjunto de especificaciones hardware es impecable, y viene encabezado por la inclusión del procesador ARM SnapDragon de Qualcomm, que con una frecuencia de reloj de 1 GHz es sin duda el más poderoso representante de los micros móviles a día de hoy. Ese micro es capaz de mover lo que le echen, y es el perfecto acompañante de una no menos poderosa pantalla táctil de 4,1 pulgadas (800×480 píxeles de resolución) que hace que obviamente el tamaño de este producto sea claramente superior (129 x 70 x 9,9 mm) al de terminales superiores como el popular iPhone.

http://www.iphonic.tv/toshiba-tg01-iphone-3g-comparison.jpg

La conectividad está cubierta gracias al soporte de las tecnologías HSDPA, WiFi y obviamente Bluetooth, y en la parte posterior se encuentra la cámara de 3,2 megapíxeles, suficiente para poder tomar capturas decentes y vídeos también de calidad suficiente para un uso ocasional.

Esas excelentes prestaciones del hardware se ven no obstante limitadas por el sistema operativo integrado en el dispositivo. Se trata de Windows Mobile 6.1, un SO móvil que lleva años obsoleto y que pronto será sucedido por Windows Mobile 6.5. Tanto en un caso como en otro mucho nos tememos que Toshiba ha hecho una mala elección en su apartado software.

http://www.gadget.pdamu.com/wp-content/uploads/2009/06/Toshiba-TG01-T-01A.jpg

En Toshiba se han esforzado en tratar de minimizar esas limitaciones con un valiente intento de aplicar una capa gráfica a la interfaz de usuario que es interesante pero que como en otros casos -TouchFLO 3D también lo intentó y no lo consiguió- no logra esconder que detrás de todo se encuentra Windows Mobile.

La lentitud de respuesta en las operaciones resulta desesperante en algunos escenarios, y aunque uno puede llegar a acostumbrarse a Windows Mobile -personalmente yo lo tengo complicado después de cerca 2 años con el iPhone- resulta frustrante que viendo las alternativas que hay en sistemas operativos móviles tengamos que desaprovechar la enorme potencia del terminal con una plataforma que no sabe sacarle el jugo.

http://pdadb.net/img/toshiba_tg01_white.jpg

Así pues, me he encontrado con una sensación muy agridulce al utilizar este terminal: saber que tienes en las manos un producto que a nivel hardware es excepcional y tener que aguantar cómo lo estropea un sistema operativo móvil que hace 5 años que debería haberse renovado es una verdadera penita. Si alguien descubre cómo hacer funcionar Android en esta bestia de la movilidad, por favor, que nos ilumine, porque esa sería la salvación del Toshiba TG01.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor