Un ex empleado de Microsoft: el gran problema es Ballmer

Empresas

“Han perdido las oportunidades de las que hablaban cuando yo aún estaba en la compañía”, dice Kempin en referencia a la movilidad y el social media.

“Microsoft contrata a gente para ayudar a administrar la compañía, no para liderarla”, explica Joachim Kempin en exclusiva a Reuters.

Kempin es un ex empleado de Microsoft que acaba de publicar un libro crítico con los de Redmond: Resolve and Fortitude: Microsoft (Xlibris).

Kempin, relaciona todos los males de Microsoft con la gestión de Ballmer. Le describe como un líder incompetente, capaz de deshacerse de cualquiera que desafíe su permanencia en la dirección de la compañía.

Para ilustrar esta afirmación propone algunos ejemplos. El más importante en primera persona.

Aunque también escoge otros casos significativos como el de Richar Belluzzo, ex ejecutivo de HP y COO en Microsoft que abandonó la compañía poco más de un año después de ser nombrado jefe de operaciones.

La última huida más sonada es la de Sinofsky, máximo responsable de Windows y aspirante para muchos, a ocupar el trono de Microsoft.

Necesidad de un cambio generacional

Microsoft ha perdido muchas oportunidades, para Kempin en la industria de la movilidad, el social media y los teléfonos. El salto al hardware con Surface llega tarde y a trompicones.

“Han perdido las oportunidades de las que hablaban cuando yo aún estaba en la compañía”, dice el ex ejecutivo y autor del libro a Reuters. Kempin abandonó Microsoft hace 10 años.

Necesitan […] una persona más joven que entienda la generación Facebook y la comunidad móvil”, defiende. Por el contrario Microsoft se ha estancado en un líder con un “look agresivo” que se limita a anunciar la próxima versión de Windows “creyendo que puede competir con eso”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor