Windows 10 podrá espiar a sus usuarios para buscar videojuegos piratas

LegalRegulaciónSistemas OperativosWorkspace

La licencia final de usuario de Windows 10 incluye una polémica claúsula por la que Microsoft podrá revisar los ordenadores para localizar videojuegos instalados de forma ilegal.

Windows 10 ha tenido un estreno positivo pero en el plano de la privacidad parece que no termina de convencer a los usuarios.

En la lista de inconvenientes en ese apartado hay que añadir la que se considera como la última afrenta contra la privacidad de sus clientes.

Tal y como exponen en WinBeta, en la licencia de usuario final de Windows 10, Microsoft se reserva el derecho a comprobar el sistema del usuario para detectar si tiene videojuegos pirateados o emplea hardware de dispositivos periféricos que no estén autorizados por la empresa.

De momento la licencia de Windows 10 solo menciona a los videojuegos y no dice nada de suites de productividad como Adobe Creative o Microsoft Office.

La medida afecta a todos los usuarios que accedan a su ordenador mediante una cuenta de Microsoft, o los que empleen los servicios online que ofrece la compañía a través de su consola Xbox.

Por otra parte, los expertos apuntan que no queda claro si Microsoft estará habilitado para compartir la información que obtenga con las autoridades policiales o simplemente se tendrá derecho a deshabilitares el acceso a los contenidos pirateados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor