Windows 7 renuncia a Explorer

Empresas

Microsoft ha anunciado que la última versión de su sistema operativo se venderá en Europa sin el navegador instalado de serie. La CE ve aspectos positivos y negativos en la decisión. Última ampliación: 15:34 H.

Windows 7 renuncia en Europa a contar con el navegador preinstalado. Microsoft ha anunciado que la versión de su popular sistema operativo, que llegará a las tiendas el 22 de octubre, no tendrá incorporada ninguna aplicación para la navegación en red.
Redmond ofertará Internet Explorer de forma separada, es decir, el usuario que quiera utilizar el navegador de Microsoft tendrá que recurrir a un soporte externo que le facilitará la instalación (éste es el modo, por otra parte, que los internautas deben seguir para descargarse cualquier otro navegador).
Entre las posibilidades de instalación para su navegador valoradas por Microsoft se encuentran la de dejar en manos de los fabricantes y vendedores esa tarea, la de dar al cliente en el momento de la compra un soporte con el navegador listo para instalar en el equipo o la de redireccionar a una página en Internet que posibilite la descarga, como apunta Silicon News Francia.
La causa de esta decisión es, como confirman fuentes de Redmond y recoge ITespresso, el proceso iniciado por la Comisión Europea para determinar si la inclusión de serie de Explorer violaba las leyes del libre comercio. 
“Creemos que esta nueva aproximación, aunque no es nuestra primera opción es la mejor decisión teniendo en cuenta el proceso legal que se desarrolla en Europa”, ha asegurado un ejecutivo de Microsoft a AFP. “Estamos comprometidos a lanzar a tiempo Windows 7 en Europa, por ello necesitamos dirigirnos a las realidades legales en Europa, incluido el riesgo de grandes multas”, ha añadido.
Comisión Europea
Frente a la decisión de Microsoft, que intenta echar agua en el incendio de la guerra de los navegadores, la Comisión Europea se muestra más templada que fría.
La Comisión reconoce que la decisión de Microsoft beneficiará al canal PC, aunque asegura que la medida es una manera de ofrecer menos a los consumidores en lugar de ajustar la oferta, como recoge Reuters.
“Tanto para las ventas como para los fabricantes de ordenadores, la propuesta de Microsoft puede ser potencialmente más positiva”, explica, aunque también reconoce que “más que más opciones, Microsoft parece que ha elegido dar menos” (a los usuarios).
15:34H. La posición de Opera, en la siguiente noticia

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor