Yahoo! se enfrentará mañana a sus demonios

Empresas

Los accionistas de la compañía se reúnen  para determinar el futuro de la firma

El día más temido para Jerry Yang y Susan Decker está a la vuelta de la esquina. En menos de 24 horas, los dos directivos harán frente a la reunión que puede cambiar el destino de Yahoo! en la soleada California.
El voto en este encuentro es, según la información de la propia web, “el más importante para los accionistas de la empresa”. “El futuro de Yahoo! y el valor de su inversión”, apela la actual junta directiva a sus inversores, “está en sus manos”.
Sin duda, y vistos los últimos acontecimientos vividos en el seno de la empresa, el camino a seguir en los próximos años depende, más que nunca, de las decisiones que puedan tomar sus accionistas.
Cada voto cuenta y cada voto vale en la lucha sin cuartel que, a partir de las diez de la mañana (hora local), enfrentará a partidarios de la independencia de la página y a defensores de una venta de la misma.
Icahn, tranquilo
La atención recaerá en Carl Icahn, aunque todo hace pensar que no protagonizará alguno de sus ya típicos incidentes de desencuentro con las fuerzas vivas de la compañía.
El inversor rebelde se hizo con un puesto fijo en la directiva que salga de la reunión, a cambio de dar tregua a la actual ejecutiva de la firma. Aún así, el accionista tendrá una posición protagonista lo quiera o no, puesto que detentó un papel crucial en los intentos de compra de Microsoft.
El gigante del software encontró en el multimillonario un apoyo incondicional a sus propuestas de adquisición. Icahn creía que un Yahoo! independiente sería  menos viable en el mercado que uno apoyado por la multinacional. La cuestión es confirmar o desmentir que siga opinando lo mismo.
Trayectoria irregular
Decker y Yang no sólo tendrán que enfrentarse al fantasma de Icahn ( y a sus ecos, como T. Boone Pickens y su acusación de gestión “patética”), sino que también tendrán que dar cuentas de los resultados negativos del último trimestre.
Además, los accionistas podrán pedir cuentas sobre las idas y venidas registradas en los últimos meses en los principales puestos de control. Antes, durante y después del acuerdo en materia publicitaria con Google (el pro a vender por Decker y Yang),la compañía vivió una sangrante fuga de directivos.
Mañana se sabrá si seguirán rodando cabezas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor