5 perfiles tecnológicos clave para enfrentarse a la crisis

Workspace

El riesgo al que se enfrentan las compañías en plena crisis del coronavirus no es solo operativo y de pérdida de clientes, sino también de fuga de talento.

La crisis sanitaria del coronavirus está dejando notar sus consecuencias económicas, que las empresas intentan paliar con medidas de digitalización.

Algunas, incluyendo 7 de cada 10 compañías de gran tamaño, aseguran haber estado capacitadas desde el inicio de la crisis para afrontar el desafío tecnológico que se les ha presentado, mientras que las demás han tenido que ir adaptándose a la nueva realidad en una carrera contrarreloj. Así lo indican datos de la marca Michael Page. De las que sí dicen estar preparadas, entre ellas firmas del sector bancario, sanitario, de productos de gran consumo, consultorías, empresas de software, de formación y ocio online, un 40 % ha decidido reforzar sus estructuras de talento TI y digital.

En este sentido, el riesgo al que se enfrentan las compañías no es solo operativo y de pérdida de clientes, sino también de personal. Quienes no dispongan de las herramientas tecnológicas necesarias, tendrán dificultades para retener talento y superar la situación.

“Antes”, apunta Daniel Pérez, director de Michael Page de la División de TI, “algunas compañías sabían que la inversión en tecnología era necesaria, pero lo posponían o no invertían lo suficiente por diferentes razones. No obstante, dada la situación actual, esas mismas empresas han visto cómo la tecnología afecta al negocio desde una perspectiva global. Ahora, la pregunta que se hacen muchos directivos se basa en el coste que tendrán que asumir por no estar preparados tecnológicamente en esta etapa. Y no hablamos solo del coste económico, sino también del coste operativo, comercial, de pérdida de clientes y especialmente del talento”.

Desde Michael Page destacan cinco perfiles clave para que el departamento tecnológico funcione tal y como debería, empezando por el director de tecnología (CTO/CIO), que es quien debe asentar la estructura tecnológica y optimizar los costes. También es importante la figura del director de seguridad de la información (CISO), responsable de proteger los sistemas corporativos con planes de contingencia y reacción frente a ataques.

En tercer lugar están los programadores, tanto en el frontend como en el backend, para las tareas de optimización y usabilidad. Y no hay que olvidarse del equipo de soporte técnico o helpdesk que atiende a los clientes.

Por último, es básico contar con un Digital Marketing Manager para que trace la estrategia digital  implemente un plan de acción que mejore la visibilidad online del negocio, incrementando las ventas.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor