A fondo: IBM se divide en dos empresas

CloudEmpresas

Su unidad de Servicios de Infraestructura Gestionada se escindirá a finales de 2021.

IBM dejará de ser la IBM que todos conocemos en cuestión de meses. De aquí a un año, aproximadamente, el Gigante Azul se habrá escindido en dos compañías. Una conservará el actual nombre y otra cambiará de denominación para perseguir dos objetivos distintos: la nube abierta junto a las capacidades de inteligencia artificial, por una parte, y los servicios de infraestructura gestionada, por el otro.

Es decir, la actual unidad de Servicios de Infraestructura Gestionada se separará de la división de Servicios de Tecnología Global.

“Ahora es el momento adecuado para crear dos empresas líderes en el mercado centradas en lo que hacen mejor”, ha anunciado Arvind Krishna, que ocupa el puesto de CEO de IBM desde el mes de abril. “IBM se centrará en su plataforma de nube híbrida abierta y capacidades de inteligencia artificial. NewCo”, como denominan a la nueva compañía de momento, “tendrá mayor agilidad para diseñar, ejecutar y modernizar la infraestructura de las organizaciones más importantes del mundo. Ambas”, añade Krishna, podrán beneficiarse de “una trayectoria de crecimiento mejorada con mayor capacidad para asociarse y capturar nuevas oportunidades, creando valor para clientes y accionistas”.

Se espera que el proceso de separación cristalice a finales de 2021. Krishna explica que “notamos que las necesidades de compra de los clientes sobre servicios de infraestructura y aplicaciones son divergentes”. De ahí que se haya tomado la decisión de cambiar de estrategia, con el convencimiento de que el futuro será “más brillante” a nivel colectivo y “beneficiará a nuestros clientes, empleados y accionistas”.

“En su primer día, NewCo será la empresa líder en servicios de infraestructura gestionada con casi 19 000 millones de dólares en ingresos anuales, el doble del tamaño de su competidor más cercano”, destaca el CEO de IBM, ya que el negocio sobre el que se asentará tiene experiencia en gestionar “infraestructura compleja y de misión crítica”. Heredará relaciones con más de 4600 clientes altamente regulados y con demanda tecnológica intensiva en 115 países, incluyendo más del 75 % de los integrantes del Fortune 100.

Aprovechará la oferta actual de servicios de red y alojamiento, gestión de servicios, modernización de infraestructura y migración y gestión de entornos multicloud.

IBM calcula que el mercado de la gestión y la modernización de infraestructuras ofrece una oportunidad de 500 000 millones de dólares.

“Como compañía independiente, la nueva empresa podrá construir un modelo operativo más eficiente centrado en la excelencia en la prestación de servicios y diseñado para ofrecer la próxima generación de servicios de infraestructura gestionada transformacional”, opina Arvind Krishna. “También tendrá mayor libertad para forjar asociaciones y alianzas en el espacio de los servicios de infraestructura gestionada. Esto abrirá nuevas vías de crecimiento”, asegura.

La adquisición de Red Hat, primer paso

NewCo mantendrá su asociación con IBM, como socio predilecto para la infraestructura. La nueva IBM explotará su plataforma de nube híbrida abierta, donde calcula que existe una oportunidad de mercado de un billón de dólares.

En este sentido, ya se ha movido para desbloquear el valor de la nube, y comprometerse con la innovación de código abierto, a través de la adquisición de Red Hat.

IBM dejará de ser una empresa que acumula la mayoría de sus ingresos en servicios a un negocio asentado sobre las soluciones y el software, con más del 50 % de su cartera compuesta por ingresos recurrentes. “Esto representa un cambio significativo en nuestro modelo de negocio”, reconoce su CEO. Y “el éxito que hemos tenido con Red Hat nos da la confianza de que este es el paso correcto”. Su adquisición “nos permitió construir una plataforma de nube híbrida abierta y segura”, indica, lo que “fue el primer paso importante para aprovechar esta oportunidad y es la base de todo lo que ha venido después.

Entre los últimos movimientos de IBM que marcan su nueva dirección se encuentra el lanzamiento de los Cloud Paks, la adquisición de Spanugo y WDG Automation y las alianzas con Tech Mahindra, Adobe y Schlumberger.

IBM espera que, “como empresa más enfocada”, será capaz de innovar “de manera más estratégica”, con “la flexibilidad financiera que necesitamos para invertir en nuestra plataforma de nube híbrida abierta y capacidades de inteligencia artificial y para llevar las innovaciones al mercado más rápidamente”.

El Gigante Azul ha aprovechado para adelantar resultados financieros. Para su tercer trimestre fiscal espera ingresar 17 600 millones de dólares, con ganancias por acción GAAP de 1,89 dólares y no GAAP de 2,58.

El ejemplo de HP

IBM apostará por la transformación digital de los clientes y la nueva compañía se centrará en la modernización de infraestructuras.

Esta decisión de IBM de dividirse en dos recuerda a la de Hewlett-Packard, que hace cinco años acabó partida en HPE y HP Inc. En su caso, una compañía se centró en el hardware, el software y los servicios para grandes empresas y la otra, en las operaciones de computación e impresión.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor