Al 70% de los españoles les gustaría seguir teletrabajando (aunque fuera de vez en cuando)

Workspace

“Hace seis meses la digitalización era una herramienta competitiva”, apuntan desde IBM, “y ahora es una herramienta de supervivencia”.

La “COVID-19 está alterando el comportamiento del consumidor de una forma más permanente de la que se esperaba”.

Esa es la conclusión a la que llega un estudio realizado por el Institute for Business Value (IBV) de IBM, que observa cambios en España a nivel de trabajo, ocio, vivienda, transporte y medicina.

“Estos nuevos comportamientos traen consecuencias inmediatas sobre diferentes sectores de actividad como el comercio minorista, el sector de salud, el transporte” y las expectativas de experiencias físicas y digitales combinadas”, ahonda Jesús Mantas, socio director mundial de IBM Services.

“Hace seis meses la digitalización era una herramienta competitiva”, añade, “y ahora es una herramienta de supervivencia para muchos de estos sectores”.

Ahora que muchos trabajadores se encuentran de vacaciones y otros siguen haciendo sus tareas desde casa, para mantener la distancia y evitar los contagios, la vuelta a la oficina es algo que preocupa a buena parte de los españoles.

Casi todos los encuestados por IBM creen que sus empresas deberían tomar medidas para protegerles del virus. Alrededor de 6 de cada 10 demandan protocolos de comunicación claros sobre qué se está cambiando para mantenerlos a salvo del virus.

En su opinión, habría que imponer medidas de distanciamiento social (así lo apunta el 60 %) y ofrecer instalaciones para cuidar de sus hijos (50 %).

De momento no se renuncia al teletrabajo. Al 70 % de los españoles le gustaría tener la oportunidad de seguir trabajando a distancia, aunque fuera ocasionalmente. La mitad quiere que esto se convierta en algo habitual.

Mientras un 19 % firmaría por solo teletrabajar, el 17 % está esperando regresar a su puesto habitual a tiempo completo.

IBM desvela que tres quintas partes de los españoles están ahora más preocupados por la seguridad de sus trabajos. Un 61 % cree que la economía experimentará una recesión de años.

A la hora de moverse por la ciudad, 1 de cada 10 usuarios dice que ya no utilizará el transporte público y un 36 % ha pensado en usarlo menos. Más del 40 % dejará de usar tanto los servicios de automóvil compartido. El 30 % se ha propuesto usar más su propio coche y para una quinta parte se convertirá en su única forma de transporte. En cuanto a los taxis, 1 de cada 10 españoles dice que no los utilizará más.

¿Y qué pasa con la vivienda? En estos momentos, los sentimientos de los españoles parecen divididos entre migrar a zonas urbanas o salir de ellas, a causa de la pandemia.

La mayoría de los ciudadanos muestra preocupación a cerca de los rebrotes (60 %) y por la posibilidad de que llegue una nueva oleada durante la última parte del año (70 %).

En cuanto al ocio, los consumidores seguirán frecuentando bares (60 %), grandes almacenes (53 %), parques (49 %) y peluquerías (59 %) durante las próximas semanas. Sin embargo, van a posponer sus visitas a playas (52 %), gimnasios (66 %), museos (73 %), cines (72 %), teatros (76 %), parques temáticos (75 %) y eventos deportivos (74 %).

La frenada en los desplazamientos también se nota en las visitas al médico. Antes de la crisis sanitaria, solo 1 de cada 4 españoles recurría a la telemedicina. Ahora, el 40 % ha contactado con su médico en remoto y el 51 % prefiere seguir comunicándose así.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor