‘Aula invertida’, la consecuencia de introducir el 5G en la educación

5GMovilidad

5TONIC explica cómo se transformará el sector educativo de la mano de la quinta generación de red, la inteligencia artificial y la realidad virtual.

La digitalización es el futuro para las empresas. Pero también lo es para las instituciones educativas, que de la mano del 5G sufrirán toda una revolución.

Así lo cree el laboratorio 5TONIC, fundado por Telefónica e IMDEA Networks, que opina que el sector educativo va a ser uno de los más transformados por la tecnología durante los próximos años.

La oportunidad en España es interesante. De hecho, los responsables de este laboratorio recuerdan que, durante los peores meses de la primera ola de coronavirus, las redes de nuestro país, “aunque tensionadas, resistieron las constantes sesiones de videollamadas, clases online y visionado de vídeos”. Otros países en los que el despliegue de fibra está más retrasado se enfrentaron a colapsos.

“El desarrollo de la quinta generación de red marcará la nueva hoja de ruta que llevará a la hiperconectividad de toda la sociedad, evolucionando no solo la forma en la que viviremos, sino también la forma en la que aprenderemos”, señalan desde 5TONIC.

A la hora de enumerar las oportunidades de la educación conectada, 5TONIC observa diferentes escenarios. Por ejemplo, llevar el 5G a la educación permitiría introducir modelos de aprendizaje interactivos y personalizados.

No se trata sólo de apoyarse en herramientas de vídeo para llevar las lecciones a cualquier rincón en el que se encuentre los alumnos. La personalización es posible mediante la combinación de 5G e inteligencia artificial. Y es que la tecnología de inteligencia artificial permite identificar las áreas de conocimiento que debe desarrollar cada persona y elaborar planes de estudios individualizados.

“Los algoritmos pueden predecir cuando el estudiante puede comenzar a olvidar la lección e incorporar repasos de lo aprendido para reforzar el aprendizaje”, dice 5TONIC, o hacer correcciones en tiempo real para reforzar la memorización. Además, los chatbots pueden calificar trabajos.

Esto, a su vez, aliviaría la carga de trabajo de los profesores, para concentrarse en la preparación de sus clases.

Si, además, se incorpora la realidad virtual y aumentada, será posible facilitar la asistencia a clase de estudiantes que se encuentran físicamente en cualquier parte del mundo. Y, con la nube, podrán acceder de forma inmediata a contenido de utilidad.

El resultado, según explica 5TONIC, sería un “aula invertida”. Esto es, los alumnos aprenderán la teoría fuera de las clases y, cuando estén en el aula, asistirán a lecciones prácticas y debates sobre lo aprendido, lo que supone un cambio de paradigma.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor