6 de agosto de 2014

SwivelCard, la tarjeta de visita que se transforma en memoria USB

Las tarjetas de visita se van convirtiendo en un vestigio del pasado “analógico” en estos tiempos digitales en los que nos agregamos en redes sociales, conectamos nuestro perfil en LinkedIn, capturamos códigos bidi o nos enviamos fichas de contacto directamente desde nuestros dispositivos. Pero para quienes aún quieren intercambiar objetos físicos que permiten identificar profesionalmente a los individuos e incluso ampliar información más allá de los estrictos límites de un pequeño rectángulo de papel les encantará esta peculiar tarjeta de visita que, doblada sobre sí misma y dotada de los contactos magnéticos apropiados, puede introducirse en un puerto USB para poder acceder a los datos contenidos en tan singular soporte.

Hackers rusos consiguen 1.200 millones de contraseñas

Se trataría de la cantidad más grande jamás robada de identidades en Internet: 1.200.000.000 nombres de usuarios y contraseñas y más de 500.000 direcciones de correo electrónico. Los responsables pertenecerían a una banda de hackers rusos y el acceso a esta información habría sido descubierto por Hold Securuty, empresa de seguridad informática de Milwaukee.

Apple y Samsung firman la paz (al menos fuera de USA)

Como en la mejor tradición de los westerns clásicos, las dos tribus en liza han enterrado el hacha de guerra. No sabemos si habrán celebrado la paz con agua de fuego, pero según un comunicado conjunto hecho público por ambas empresas, cesan las hostilidades legales en todas las demandas que mantenían fuera de los Estados Unidos de América.

7 errores SEO que disminuyen las ventas online

“Si no estás en la primera página de resultados de Google, no existes”. Esta sentencia o alguna similar es repetida hasta la saciedad para explicar la importancia del posicionamiento web. No obstante, ¿cuáles son los errores que suelen cometer habitualmente las tiendas online?

Robo masivo de nombres de usuario y contraseñas

Una banda de ciberdelincuentes rusos ha robado la mayor colección de credenciales de Internet de la historia. Se especula que puede incluir 1.200 millones de nombres de usuarios y contraseñas, y más de 500 millones de direcciones de correo electrónico.