El fondo francés Antin venderá su red de fibra óptica Lyntia en 2022 por más de 3.000 millones de euros

Adquisiciones y FusionesEmpresas

La red de fibra óptica de Antin saldrá a la venta en 2022 por un precio superior a los 3.000 millones de euros.

La red de fibra óptica que en su momento formaba parte de la división de telecomunicaciones de Gas Natural, (propiedad previamente de Cinven), que en su momento pasó a pertenecer a Ufinet antes de pasar a quien actualmente ostenta su dominio, Lyntia, volverá a cambiar de manos.

Y es que el fondo francés Antín, que es quien está detrás de Lyntia, ya ha comenzado a preparar una venta que tendrá lugar durante 2022 y que será una de las grandes operaciones del año, puesto que se espera que la operación supere los 3.000 millones de euros. Los bancos de inversión Deutsche Bank y UBS serán los encargados de gestionar una operación que, debido al gran tamaño de la compañía, podría afrontarse en dos bloques, vendiendo por un lado la red de fibra oscura y por otro el acceso a los hogares de la fibra óptica.

Antin ha estado reforzando durante los últimos años su participación en las redes españolas de fibra óptica, tras adquirir en 2019 a Iberdrola sus redes de fibra oscura, añadiendo posteriormente las redes de Endesa, además de mantener un acuerdo para poder utilizar las de MásMóvil.

Esto ha convertido a la red de fibra óptica de Lyntia en una de las más extensas de España, con 41.845 km, dando servicio a más de 60.000 edificaciones en más de 2.700 poblaciones. Esto hace que llegue más de 260.000 hogares, además de que su red tiene cobertura en otros 360.000 hogares más.