“El pódcast sobrevive a la pandemia”

MarketingProyectosSocial MediaSoftware

En España, la mayoría de la población consume este tipo de contenido de audio y muchas personas se han enganchado al formato durante la crisis sanitaria.

Pasar más tiempo en casa o alejado físicamente de amigos y seres queridos ha sido una constante durante el último año y medio, desde que se declaró la pandemia de coronavirus.

La nueva normalidad que nos acompaña ha obligado a modificar hábitos de vida y a buscar formas diferentes de trabajar, estudiar y entretenerse. Para el ocio, muchas personas han encontrado una alternativa en los pódcast. Esto es, esos programas de contenido variado a los que se accede bajo demanda, que se pueden descargar y escuchar en el momento más conveniente para el oyente.

En España, más de la mitad (51 %) de la población consume pódcast y un tercio (33 %) está fidelizado a este formato, ya que escuchan estos episodios de audio con “bastante frecuencia”.

Así se desprende un informe de Spotify sobre hábitos de consumo de pódcast en nuestro país, que constata que el número de programas crece al tiempo que lo hacen sus seguidores. Y en esto ha tenido que ver la situación de crisis sanitaria.

“El pódcast sobrevive a la pandemia y su consumo se sostiene de forma sólida a lo largo del tiempo en comparación con los datos de 2020”, explican desde Spotify, que no sólo ofrece pistas musicales, sino que lleva un tiempo apostando por esta nueva forma de consumir audio. El 38 % de los españoles se enganchó a los pódcast durante el confinamiento. Y solamente un 16 % asegura no haberlos escuchado nunca.

“El pódcast, más allá de ser una moda o un pasatiempo en la pandemia, se ha establecido por completo en España”, determina Eduardo Alonso, responsable de Studios para el sur y este de Europa en Spotify. “Se ha convertido en un imprescindible para enriquecer las rutinas diarias de millones de personas, además de ser una perfecta vía de escape y desconexión”.

“Lo más destacable es que observamos un consumo saludable y sostenido en el tiempo en España, con una audiencia que cada vez está más fidelizada, como los millennials, quienes más se engancharon a ellos por primera vez durante el confinamiento”, indica Alonso.

El 40 % de los españoles de entre 27 y 39 años escucha pódcast con gran frecuencia. Este hábito está prácticamente tan extendido entre las mujeres como entre los hombres.

La mayoría de la gente (63 %) prefiere episodios cortos, de unos 20 minutos. Aunque también los hay que apuestan por audios que duran el doble (31 %) y los que pueden tirarse más de 1 hora seguida escuchando pódcast (6 %).

Compaginar esta escucha con las tareas de limpieza del hogar es un clásico, ya que 1 de cada 2 personas lo hace. Otros momentos favoritos del día son cuando se cocina (29 %), mientras se hace deporte (25 %) o de camino al trabajo, el colegio o casa (24 %). Si hay que elegir un día, el sábado gana sobre el resto de la semana.

Los españoles se refugian en los pódcast principalmente para desconectar y relajarse. Otros motivos son informarse y entretenerse lejos de las omnipresentes pantallas. La categoría más escuchada es la comedia. Las reproducciones relacionadas con el entretenimiento se han disparado en España un 315 % desde agosto del año pasado.

Eduardo Alonso detecta “grandes inquietudes por parte de los oyentes sobre la salud y la necesidad de incorporar la risa, el entretenimiento y la comedia en nuestro día a día. Seguramente, el escenario que hemos atravesado haya fomentado esa necesidad por evadirnos del entorno”.

De cara al futuro, un 92 % de los encuestados por Spotify cree que el consumo de pódcast seguirá al alza. Si les dejasen elegir, ellos incluirían más programas sobre música, de carácter educativo, de historias, culturales y, cómo no, de comedia.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor