IBM: “La nube híbrida es el modelo que permitirá a las organizaciones dar su siguiente gran paso de innovación”

CloudDatos y AlmacenamientoMiddlewareSoftware

Inteligencia Artificial, ciberseguridad, edge computing o cloud, un área en la que IBM destaca la evolución de la nube híbrida, la arquitectura integrada que van a necesitar las empresas.

Tras la celebración del IBM Cloud, Data & AI and Security Virtual Summit 2020, analizamos con Javier Valencia, vicepresidente Cloud & Cognitive, IBM España, Portugal, Israel y Grecia algunas de las tecnologías y tendencias que se mostraron durante el evento. Inteligencia Artificial, ciberseguridad, edge computing o cloud, un área en la que IBM destaca la evolución de la nube híbrida, el modelo que va a permitir a las organizaciones dar su siguiente gran paso de innovación, transformación y modernización.

-Pregunta obligada: ¿qué papel, en su opinión, ha jugado la tecnología desde el inicio de la pandemia?

Creo que la contribución más importante de las empresas tecnológicas ha sido dar un paso al frente y actuar, conscientes de la importancia esencial que la tecnología tiene ahora mismo para nuestros clientes y para el conjunto de la sociedad.

Esta es una crisis con peculiaridades únicas, pero en los más de 100 años de historia de IBM hemos estado contribuyendo a superar muchas situaciones complicadas a nuestros clientes y a nuestra sociedad.

En esta ocasión, hemos ayudado a que miles de empleados de alguna de las principales empresas de nuestro país y de las administraciones públicas hayan podido teletrabajar prácticamente de manera inmediata, desde prácticamente cero capacidades previas.

Nuestros equipos técnicos han sido capaces de asegurar la  continuidad operativa tecnológica de empresas en sectores esenciales como la banca, el sector energético, las telecomunicaciones, la distribución… (tecnologías y servicios de IBM están en la operativa del 97% de los grandes bancos mundiales, el 90% de las operaciones de tarjeta de crédito del mundo…) Y, al mismo tiempo, nos hemos volcado en contribuir con nuestra tecnología a la sociedad. Un importante aprendizaje de este tiempo ha sido la importancia de la velocidad y de la colaboración abierta.

-Pandemia que convirtió en “virtual” su evento IBM Cloud, Data & AI and Security Virtual Summit 2020. ¿Qué tal la experiencia? ¿Cómo ha sido la acogida por parte de los asistentes?

El feedback de los casi 2.000 asistentes ha sido muy positivo, tanto de la plataforma (formato, información, navegación..) como del contenido, principalmente la sesión plenaria, siendo el panel con los clientes lo más destacado.

-Uno de sus ejes temáticos fue la adopción de cloud. ¿Cómo está viendo esa adopción en las empresas españolas?

Las empresas son conscientes de que la tecnología es parte -y muy importante- de la solución que necesitan para adaptarse a la nueva situación, asegurar la continuidad de sus operaciones y reforzar sus organizaciones. Y esto es así en todos los países. Acelerar la transformación digital, modernizar los procesos operativos, reforzar la resiliencia de sus operaciones pasa por un reforzamiento de sus capacidades tecnológicas.

Lógicamente, en este contexto de incertidumbre, las empresas van a ser especialmente cuidadosas en sus inversiones, pero eso también va a incidir en dar un impulso a los aspectos más valiosos y profundos de la transformación digital.

De hecho, en IBM hemos identificado áreas de actuación clave en estos momentos, como son la resiliencia de sus infraestructuras, la ciberseguridad, el trabajo en remoto, la eficiencia operativa o el fortalecimiento de sus cadenas de suministro y hemos preparado soluciones y capacidades específicas y en cada una de esas áreas.

La importancia de la nube híbrida

¿Cloud pública, privada o híbrida? ¿Qué claves hay que tener en cuenta al migrar a la nube?

La evolución de la tecnología ha ido asentándose en capacidades clave que han sustentado   su   desarrollo. IBM ha protagonizado al menos tres de esas grandes plataformas de progreso: el mainframe, los servicios tecnológicos y el middleware.

Ahora creemos que la nube híbrida va a ser la cuarta gran plataforma, porque es el modelo que va a permitir a las organizaciones dar su siguiente gran paso de innovación, transformación y modernización.

IBM lleva años insistiendo en que la nube híbrida es la arquitectura integrada que van a necesitar las empresas y lleva años reforzando sus capacidades y trabajando con clientes de todos los sectores.

¿Qué propuesta tiene IBM en este sentido? ¿Qué es y qué aporta IBM Cloud Satellite?

En el transcurso del último año, por ejemplo, hemos modernizado completamente nuestra cloud pública, haciéndola la más abierta y segura, hemos contenerizado nuestro middleware   y estamos  liderando espacios de innovación clave con todo lo que tiene que ver, por ejemplo, con edge computing, 5G o la llamada, cloud distribuida, con nuestro nuevo IBM Clod Satellite.

Sumando a todo eso lo que representa la incorporación de Red Hat, IBM está preparada para liderar la nube híbrida, como esa gran nueva plataforma de innovación, al servicio de los retos más importantes de los clientes.

Otra de las tecnologías protagonistas del evento fue la IA. IBM ha “paralizado” una de sus principales aplicaciones, el reconocimiento facial. ¿Por qué?

Esta crisis nos ha recordado que somos vulnerables y que necesitamos aprovechar todas las capacidades que puede ofrecernos la tecnología y que sería un error imperdonable no aprovecharlo en toda su dimensión. Es cierto, eso sí, que no todo vale. Es fundamental asegurar que la tecnología trabaje para el bien común, que sea ética y responsable, que sirva a valores y necesidades humanas justas.

IA en la nube

En el entorno empresarial actual, ¿cuáles son las principales ventajas y aplicaciones de la IA?

Las capacidades de automatización y simplificación, de analizar volúmenes ingentes de datos para ayudar a tomar mejores decisiones que aporta la inteligencia artificial va a ser una tecnología esencial para que las empresas puedan preparase mejor, adaptarse mejor, ganar en resiliencia y solidez operativa en este incierto, complejo y cambiante entorno en el que estamos.

Muchas empresas vienen explorando el uso de la IA. Ahora ha llegado el momento de cambiar de escala y de ambición, porque sin el valor que aporta la IA, junto a otras tecnologías como blockchain o el futuro 5G, simplemente es imposible innovar con el ritmo y la profundidad que se necesita y que es posible hoy. Todo ello en la nube.

Con la conectividad prácticamente asegurada, ¿la seguridad ha sido la gran preocupación de estos meses, marcados por el teletrabajo?

Aunque cada vez más organizaciones se toman en serio la planificación de la respuesta a los incidentes, la preparación para los ciberataques no es una actividad unívoca y acabada. Las organizaciones también deben centrarse en probar, practicar y reevaluar sus planes de respuesta regularmente.

Aprovechar las tecnologías interoperables y la automatización también puede ayudar a superar los retos de complejidad y acelerar el tiempo que se tarda en contener un incidente.

Tendencias de inversión

¿Qué otras tecnologías cree que van a marcar la transformación digital empresarial más inmediata?

 Yo creo que, sin duda, próximamente en el mundo empresarial va a impactar la tecnología edge computing. Acercar la computación y el almacenamiento de datos al lugar donde se generan los datos, permite mejorar el control de los datos, reducir los costes, acelerar los conocimientos y las acciones y mantener las operaciones de forma continua. Va a ser la base para generar innovación.

¿Cree que la crisis económica que ha provocado la pandemia va a afectar a las inversiones en TI de las empresas?

El contexto a nivel global es extraordinariamente complejo e incierto. Todas las economías están experimentando fuertes contracciones y es muy difícil saber cómo y cuál va a ser el ritmo de la recuperación.

Nuestro modelo de negocio nos aporta un grado muy razonable de solidez. IBM, como sabes, opera en el sector empresarial y nuestras tecnologías y servicios ayudan a procesos críticos y esenciales de los clientes, en relaciones comerciales con alta estabilidad.

 

 

 

Lea también :