La igualdad de género en las TIC progresa adecuadamente en España

Gestión EmpresarialTrabajo

La mitad de las profesionales encuestadas por Kaspersky asegura que los niveles de igualdad en su organización mejoraron durante los dos últimos años.

La brecha de género es unos de los grandes retos que todavía tiene que superar la industria tecnológica.

La gran mayoría de quienes trabajan en el sector son hombres, lo que significa que se está desaprovechando mucho talento al no fomentar el empleo TIC entre las mujeres. Y, aunque las empresas están empezando a introducir cuotas para equilibrar sus plantillas en cuestión de sexos, queda mucho por mejorar. Una práctica que podría ayudar es apostar por procesos de contrataciones a ciegas, en los que se oculta quién está detrás de la solicitud y dependen de comités diversos de contratación para evitar los temidos sesgos.

Kasperky desvela que la igualdad de género ha empeorado en Europa durante los últimos dos años. No sería el caso de España, donde prácticamente 1 de cada 2 profesionales TIC femeninas reconoce que los niveles de igualdad en su organización han mejorado.

Según el informe Mujeres en TI, ¿en qué momento estamos? Evolución de las mujeres en la tecnología, un 62 % de las encuestadas españolas asegura que sus habilidades y experiencia primaron sobre el género durante el proceso de reclutamiento para su primer trabajo. Además, un 64 % confía en que respeten su opinión desde el primer día.

Cabe señalar que la expansión del teletrabajo en plena pandemia ha beneficiado a la causa. Un tercio de las consultadas opina que la igualdad de género mejora entre equipos que trabajan en remoto.

Pero no todo son datos positivos. El 34 % de las profesionales apunta que los hombres progresan más rápido en la esfera tecnológica. Un 24 % confiesa que la falta de referentes femeninos les hizo desconfiar a la hora de elegir su carrera. Tanto es así que la mayoría no ha terminado en la industria por imitación de algún rol a seguir: el 38 % investigó por su cuenta y a un 30 % le animaron desde el colegio o universidad. Solamente el 15 % recibió la influencia de modelos femeninos en sus comunidades.

Más de un tercio (37 %) cree que más mujeres elegirían el sector tecnológico si se conociesen las repercusiones positivas en la sociedad.

Entre las ventajas, ellas destacan la oportunidad de resolver problemas (39 %), lo apasionante que es el sector (37 %) y el salario (35 %). “Lamentablemente”, dice Evgeniya Naumova, vicepresidenta de la Red de Ventas de Global de Kaspersky, “estos aspectos positivos no están llegando actualmente a las mujeres jóvenes interesadas en la tecnología como carrera”. Naumova cree que, “si el panorama mejorase, un mayor número se animaría a entrar en el sector, convirtiéndose ellas mismas en modelos a seguir y generando un efecto de bola de nieve muy positivo”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor