SoftwareONE apunta alto tras su fusión con Comparex

Adquisiciones y FusionesEmpresas

Con 7.000 trabajadores y 50.000 clientes a nivel mundial, SoftwareONE quiere seguir expandiendo sus soluciones y servicios a través de nuevas adquisiciones.

La compañía SoftwareONE hacía pública en abril de 2019 la adquisición de Comparex para situarse como una de las principales consultoras de TI a nivel global. En la práctica, se trataba de dos organizaciones de similar peso, aunque es la primera la que ha mantenido el nombre gracias al músculo inversor que tiene detrás, el grupo KKR, uno de los fondos de capital riesgo más activos a la hora de invertir en compañías privadas y que ya estaba presente en el capital de SoftwareONE.

El resultado de este movimiento es una firma global con más de 7.000 empleados y más de 50.000 clientes de todos los tamaños. En la actualidad opera en 88 países. En España, se da la circunstancia de que la filial de Comparex era visiblemente mayor, con unos 100 empleados, mientras que SoftwareONE mantenía a 25 personas en plantilla.

Ha sido Joaquín Potel, director general de Comparex, el que toma las riendas de la compañía resultante, tal y como ha explicado en rueda de prensa con los medios de comunicación especializados.

En términos generales, las soluciones y servicios de ambas firmas se complementan. Hay que tener en cuenta que Comparex estaba especializada en la integración de sistemas y datacenter, así como en determinadas áreas de software, mientras que SoftwareONE se dedicaba principalmente a la gestión de activos de software, siendo uno de los principales socios de referencia Microsoft.

Joaquín Potel, director general de SoftwareONE para España

SoftwareONE centrará a partir de ahora su negocio en tres ámbitos diferenciados, según palabras de Potel: La transformación del puesto de trabajo, la migración a entornos de nube híbrida y multicloud y la seguridad en estas dos áreas de negocio a través de soluciones transversales. La previsión de Potel para este año es “crecer a doble dígito alto” y llegar a más empresas dentro del midmarket, especialmente aquellas que estén pensando en adoptar los nuevos modelos de computación cloud.

Pero no se quiere quedar ahí. De hecho, en este intervalo de tiempo desde la integración, la compañía ha adquirido nuevas organizaciones (para cubrir las áreas en las que aún no está presente y, sobre todo, captar talento en un sector falto de profesionales cualificados como es el caso de DevOps. “Y en los próximos meses anunciaremos más adquisiciones”, aseguraba el directivo.

“En un mercado en continua transformación es necesario avanzar e innovar. Para conseguirlo, nuestra estrategia pasa por comprar empresas y hacernos más fuertes con talento y tecnología diferenciadora, la cual no es fácil desarrollar desde cero”, añadía.

Potel ponía el ejemplo del cambio de paradigma en el desarrollo de aplicaciones y gestión de centros de datos privados: “si las compañías siguen desarrollando aplicaciones como lo hacían hace 15 años, la nube no dejará de ser un hosting para ellas”.

Efectivamente, hay que adoptar modelos de DevOps para poder sacar el máximo partido de las plataformas cloud, pero sin dejar de lado los activos que muchas organizaciones aún siguen teniendo es sus centros de datos. “Queremos ayudar a nuestros clientes a afrontar una transformación compleja pero necesaria, optimizar sus modelos de software e instaurar un modelo de seguridad transversal. Hay muchas compañías dentro del midmarket que quedan expuestas a ciberataques una vez que se han movido a la nube. No son realmente conscientes de las amenazas a las que se enfrentan”, finalizaba.

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor