Telefónica, Orange y Vodafone competirán en la subasta de los 700 MHz

5GMovilidad

El Gobierno español comienza a licitar este martes nuevas frecuencias para posibilitar el avance del 5G.

La Unión Europea decidió abrir las frecuencias de 700 MHz a la banda ancha inalámbrica para soportar el crecimiento de las comunicaciones a través del teléfono móvil.

Y esta semana España lanza la primera subasta para dicho espectro. Las rondas de licitación comenzarán el martes.

El Gobierno tiene previsto licitar cuatro bloques (2×10 MHz y 2×5 MHz en la banda de 703-733 y 758-788 MHz) para comunicaciones ascendentes y descendentes y otros tres (en la de 738-753 MHz) para comunicaciones descendentes, con una duración mínima de 20 años y un precio de salida de 995,5 millones de euros.

Los 700 MHz se sumarán así a las bandas medias de 3,5 GHz y las milimétricas de 26 GHz para posibilitar el avance del 5G.

Si todo va según lo planeado, en junio de 2025 tendrán cobertura 5G en esta nueva banda más de 400 localidades. Un 30 % de este mapa se cubrirá antes de que finalice el año que viene. En 2022 también deberían estar incluidos diez aeropuertos del país, ocho autopistas, seis estaciones de ferrocarril y tres puertos.

Tanto Telefónica como Orange han confirmado que participarán en la subasta impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

“La banda de 700 MHz es clave para el desarrollo de 5G SA (Stand Alone) y su utilización por parte de los operadores permitirá que el ritmo de despliegue de esta tecnología se vaya acelerando aún más, favoreciendo así un aprovechamiento pleno de todas las ventajas que posibilitará el 5G”, destaca Mónica Sala, directora general de Red en Orange España, que confía en que este movimiento contribuya a “eliminar la brecha digital territorial”.

Entre los beneficios del 5G está el soporte del creciente número de objetos conectados, la personalización de servicios o el avance en fenómenos tecnológicos como la realidad virtual.

Joaquín Mata, director de Operaciones, Red y TI de Telefónica España, señala que la subasta “será una nueva inversión para desplegar una cobertura extensa, mayor penetración en interiores y universalizar algunas de las características de las comunicaciones 5G, como es la baja latencia”.

Actualmente Telefónica ofrece 5G a un 80 % de la población española, con cobertura para más de 37 millones de habitantes y 1253 municipios. El 5G de Orange está presente en 442 municipios, lo que supone cubrir el 28 % de la población. La intención de esta última es superar el 50 % en 2021 y el 90 % en 2022.

Aunque no han emitido declaraciones similares a las de sus dos rivales, se sabe que Vodafone también participará en la subasta.

Las autoridades han establecido límites en la cantidad de frecuencias a las que puede acceder cada operador, con un máximo de 2 x 15 MHz en la banda pareada de 700 MHz y 2 x 35 MHz en el conjunto del espectro para comunicaciones electrónicas en 700, 800 y 900 MHz.

Los operadores locales y MasMóvil

Los operadores locales, a través de AOTEC han denunciado ante la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y Competencia) las condiciones para la subasta, ya que temen una discriminación de parte de los españoles. La asociación lamenta el hecho de que “desaparecen las obligaciones mayoristas para los futuros adjudicatarios que podrían haber beneficiado a los operadores móviles virtuales”.

También cabe recordar que MasMóvil no participará en la subasta por discrepancias con las condiciones establecidas para el proceso.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor