2013, el año del tablet: podrían llegar a venderse 145 millones de unidades

ComponentesWorkspace

Es el dispositivo móvil estrella de los últimos tiempos pero según algunos analistas su momento de éxito está aún por llegar. El tablet puede convertirse durante el presente año en el rey absoluto de las ventas con más de 145 millones de unidades.

Con unas ventas del ordenador personal en franca recesión, el tablet parece llamado a ser el dispositivo electrónico omnipresente.

No es un sustituto del PC ni del portátil aunque puede permitir a un gran número de usuarios suplir algunas de sus funcionalidades, pero su tamaño compacto, lo versátil de las innumerables aplicaciones disponibles, la constante reducción de precios y la constatación de que a pesar de contar con mucha menos potencia que el menos potente de los portátiles puede bastar para gran número de tareas llevan casi un año consolidando al tablet como el niño mimado del escaparate tecnológico.

Pero si hasta ahora era esa la impresión, durante 2013 puede consolidarse al convertirse, con una estimación de ventas superior a los 145 millones de unidades, en el triunfo incontestable de un dispositivo que ha necesitado incluso menos tiempo que el teléfono móvil para alcanzar una implantación tan extendida. Y a ello habría contribuido una combinación de factores determinante.

Junto al mencionado enfriamiento de las ventas de ordenadores personales, frenadas en cierta medida incluso a pesar del lanzamiento de Windows 8, con la necesidad añadida de los fabricantes de PC por añadir ventas de equipos nuevos con dicho SO ya instalado, se ha producido un aumento del número de usuarios que requieren de sus dispositivos electrónicos menos potencia (para navegar por Internet, actualizar las redes sociales, ver películas o leer libros y jugar no hace falta un ordenador de gran potencia) al mismo tiempo que valoran tanto la portabilidad del formato tablet como sus precios, cada vez más asequibles especialmente en el caso de los tablets de 7″.

Por otro lado la innovación que antaño se decantaba hacia el sector de fabricación de ordenadores lleva un tiempo centrándose en el mercado de los dispositivos móviles a fin de satisfacer las necesidades de la demanda. No olvidemos que 2012 terminó con Apple presentando la versión de 7 pulgadas de su exitoso iPad, con Microsoft lanzándose al mundo del hardware con Surface (en dos versiones, una con prestaciones más cercanas al portátil y otra más cercana a un tablet “tradicional”) y con multitud de marcas ofreciendo diversos dispositivos bajo el SO Android. Esa confluencia de intereses marcan la agenda de un 2013 con mucha gente queriendo vender tablets… y mucha gente queriendo comprarlos.

Aproximadamente un 50% de ese mercado potencial de compradores de tablets se encuentra en Norteamérica (USA y Canadá). Además se estima que casi un 20% de los tablets que se venderán en 2013 estarán destinados al mundo profesional. Y esa cifra irá aumentando en próximos años. Aunque la canibalización del mercado de los PC va a ser pequeña, también se apunta a que muchos de los tablets adquiridos para uso profesional pertenecerán a quienes hasta ahora trabajaban sin hacer uso de ordenadores.

La contrapartida es que este auge del tablet es prácticamente la única razón de la decadencia del lector de libros electrónicos. Técnicamente la tinta electrónica continúa siendo muy superior en aspectos como fatiga visual, calidad de representación de imagen, eficiencia energética… pero un e-reader sólo sirve para leer y la versatilidad del tablet es imbatible. En Estados Unidos de América, donde sí parece haber un mayor mercado para los libros electrónicos dedicados, aún  sobrevivirá durante un tiempo pero sin un mercado organizado de la publicación digital el libro electrónico como dispositivo autónomo desaparecerá en aquellos mercados que no opongan la fuerza suficiente como para sucumbir al imparable tablet.

vINQulo

TG Daily

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor