El 5G ayudará a fundir las realidades virtual, aumentada y física

5GInnovaciónMovilidad

La nueva tecnología de conexión 5G debería imprimir movilidad con una red rápida y estable.

Entre las tecnologías con miras de futuro se encuentra la pareja conformada por la realidad virtual y la realidad aumentada.

Parece que estas realidades acabarán fundiéndose en la realidad física, y para ello la conectividad 5G en la que ya trabajan los principales fabricantes para traer innovaciones al mercado jugará un papel clave.

Así lo determina el informe ConsumerLab de Ericsson, que explica que, “cuando los límites entre la percepción de lo físico y de lo virtual empiezan a ser difusos, se produce un impacto drástico en la vida y en la sociedad. Nuestra forma de vivir, trabajar y consumir información cambia esencialmente”.

Y esto no se puede lograr con conexiones ancladas al ordenador o manteniéndose ajeno a lo que pasa alrededor. Tiene que haber movilidad y fusión. La esperanza, por tanto, está puesta en el 5G.

7 de cada 10 consumidores consideran que realidad virtual y aumentada acabarán modificando aspectos fundamentales como la interacción social, la educación, el trabajo, los viajes, las ventas minoristas y los medios. De hecho, su previsión pasa por que televisores y salas de cine comiencen a ser sustituidos por pantallas virtuales en menos de doce meses.

Más de un tercio de los usuarios considerados pioneros, porque ya han adoptado las nuevas realidades, apunta que el 5G llevará la movilidad a realidad virtual y aumentada con una red que será rápida y estable. El 30 % confía en el 5G para los auriculares inalámbricos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor