A fondo: Se buscan ingenieros, desarrolladores Java, analistas digitales y responsables de eCommerce

Gestión EmpresarialTrabajo
0 0 No hay comentarios

¿Sabes qué estudios ofrecen más salidas profesionales en España? ¿Cuáles son los perfiles con mayor demanda a día de hoy? ¿Cómo está el panorama tecnológico? La “Guía del Mercado Laboral 2016” de Hays nos saca de dudas.

La tecnología es un valor seguro, no sólo a modo de herramienta o por su potencial de evolución en años futuros. También como forma de ganarse la vida. Los trabajos vinculados a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, un concepto que se conoce popularmente por las siglas TIC, y aquellos otros que dependen del sector online no paran de crecer. Y no es lo que lo digamos nosotros. Lo confirman los expertos en la materia. Según Infoempleo y Adecco, la oferta de empleo ha aumentado un 15,1 % en España durante el último año. Y uno de los segmentos que más contribuyen a ello es el de la informática e Internet. Ticjob especifica un poco más y revela que el número de ofertas TIC creció el pasado mes de julio, el más reciente para el que se tienen datos, hasta las 9.815. Los niveles se mantienen por encima de los de 2015. Así que sí, hay necesidad de trabajadores que sepan de tecnología.

El sector TI

Las empresas patrias quieren que sus empleados sepan Java, JavaScript y HTML. De hecho, el puesto TIC más demandado de todos sería el de programador Java, por encima de los de analista programador Java y consultor SAP. En esto coincide Hays, que ha vuelto a actualizar suGuía del Mercado Laboral”, donde analiza al detalle la situación de nuestro país. Su estudio recorre tanto el tipo de candidatos contratados como los salarios abonados en diferentes sectores. Dentro del sector TI, precisamente, Hays identifica como uno de los perfiles principales el de desarrollador Java. Aunque realmente todos los lenguajes de programación generan empleo. Ya sean tecnologías tradicionales como Java o .NET o alternativas tipo Python, RoR y C++. La demanda de gente preparada en cuestiones de desarrollo no existe porque sí, sino porque “la reactivación de grandes proyectos de inversión en nuevos aplicativos por parte de las empresas” contribuye a que “siga siendo muy alta”, tal y como se indica en el informe de Hays.

Tampoco hay que olvidarse de la importancia del dato. De la lucha por la información. Del control del saber. Esto pone en alza a los Data Analysts, sobre todo. También ensalza a los CDO, los CRM Analysts, los Data WH y los BI Consultants, acerca de los que se prevé un gran dependencia en años venideros. Y es que los grandes volúmenes de datos, el Big Data, van a exigir profesionales capaces de extraerlos, de organizarlos, de gestionarlos, de analizarlos, de asegurarlos, de almacenarlos y, en definitiva, de exprimir todo su valor. Hays habla incluso de los QA Automation/QA Managers y de una serie de fichajes para el ámbito de la preventa, con comerciales técnicos que traten con el cliente. Aquí hay que apuntar que las aplicaciones van ganando en complejidad. Que cada vez son más críticas y piden más pruebas. Y que sus ciclos de venta también se alargan.

En el extremo contrario, entre los perfiles menos solicitados en la actualidad, se encuentran los profesionales para Helpdesk y ABAP4, los administradores de sistemas y los ingenieros de redes. Aún así, se estaría evidenciando de una vez por todas que el impulso de TI es real y que va acompañado de empleo de calidad, concentrado en las ciudades de Madrid y Barcelona. Los salarios crecen desde hace ya un tiempo, con aumentos en la remuneración de entre el 3 % y el 15 %. Aunque aquí conviene ser cautos. “Las subidas de salario constantes son asumibles por las empresas y las contrataciones siguen aumentando a un ritmo elevado, pero como en cualquier mercado, cuando hay un desfase muy importante entre oferta y demanda y los salarios suben más rápido que lo que pueden ofrecer las empresas, el sistema se para, la burbuja explota y las empresas cambian de estrategia”, señala Hays, que recuerda que aquello que sucedió en Silicon Valley una década atrás se está replicando ya en Suiza. Y, a largo plazo, podría sucederle a España.

El sector online

Las TIC están de moda. La tecnología es vital para los países desarrollados, que transitan por la Tercera Revolución Industrial. Y a su bonanza, de momento, le acompaña la del sector online, que muestra un ritmo de contrataciones bastante decente. La propia “Guía del Mercado Laboral 2016” reconoce que, “en términos generales, no supera las previsiones, que igual eran demasiado optimistas, pero continúa su progresión, aumentando tanto en número de empresas como en consumidores y usuarios”. De hecho, España se ha colocado en el top 10 de países por compras online. En nuestro país, al menos 4 de cada 10 personas realizan sus adquisiciones de manera virtual. El eCommerce ha calado entre los españoles. Y, en consecuencia, arrima a ciertas profesiones hacia la parte alta de la tabla. Cómo no, España necesita responsables de eCommerce, que además se cuelan en el top 5 de los incrementos salariales.

El impacto del mundo online en los resultados financieros de las empresas favorece asimismo a los analistas digitales. Otros que no se pueden quejar son los responsables de adquisición y los especialistas en Mobile Marketing. Los primeros se encargan de todo lo que tiene que ver con conseguir tráfico y usuarios, en cualquier canal y soporte, y en su órbita se mueven los Growth Hackers que, como indica el cargo, saben cómo hacer para que el negocio crezca. Y lo hacen a nivel muticanal, sin gastar grandes cantidades de dinero y enfocados a startups. Los Mobile Marketing Managers, por su parte, trabajan para campañas de captación y retención que tienen lugar en el plano móvil, ya sea con teléfono o con tableta. Diseñan dichas campañas, las llevan a cabo y miden sus resultados.

La tendencia previsible es que las personas que sabe de movilidad y de Internet, que puede ayudar a las empresas a avanzar en apps y web móvil, hagan cada vez más falta. En estos momentos, el salario que recibe la gente preparada en temas de marketing de respuesta directa y movilidad se estaría revalorizando más allá de la media establecida por el sector online. Esto no ocurre con el ámbito del contenido digital, en la comunicación y el branding, donde se observa hasta cierto estancamiento. De hecho, los Community Managers, los Content Managers, los Online Media Managers y los Copywriters pasan a la cola de la demanda. “El paso, cada vez más habitual, de los perfiles tradicionales de Comunicación, Periodismo y Publicidad al mundo online mediante cursos, posgrados y másteres ha provocado la sobredimensión de una especialización que por otro lado no parece, a priori, que tenga un impacto directo sobre los resultados financieros de las empresas a corto plazo”, explica Hays.

Muchos (muchos) ingenieros

Cuando se trata de recomendar un tipo de carrera, las universidades, las escuelas de negocio y los centros especializados de posgrado lo tienen claro. Incitarían a los alumnos, en un 82 % de los casos, a estudiar ingeniería. Así lo dice Hays. Y Adecco corrobora que la mayoría de la ingenierías se identifican en España como titulaciones de empleabilidad alta. La “Guía del Mercado Laboral 2016” revela que perfiles de corte técnico, “especialmente los ingenieros”, despuntan en demanda y salario. “Son los más demandados y mejor pagados”. En esto tiene que ver la estrategia de internacionalización de las organizaciones, que por ejemplo fichan a directores de planta, directores industriales y jefes de proyecto que sepan un par idiomas. Por supuesto, inglés, y a poder ser el alemán. La intensidad de las inversiones en I+D lleva a fijarse en expertos de software y hardware, responsables de producto e ingenieros de diseño. Y el aumento de las exportaciones deriva en una búsqueda de compradores sénior, expertos en gestión de compras internacionales y para aseguramiento de ahorros competitivos.

Eso sin dejarse atrás a directores de calidad, ingenieros de calidad cliente y de seguimiento a proveedores. Los ingenieros españoles están siendo reclamados. De eso no hay duda. Se calcula que su contratación ha experimentado un crecimiento del 52 % en cuanto a cantidad de posiciones solicitadas e incorporadas. “Sin embargo, esta demanda emergente pone de manifiesto un importante desajuste real con la oferta, derivada de una brecha formativa y de especialización en ciertos perfiles técnicos”, advierte Hays. España necesita ingenieros, el caso es encontrarlos. Y antes de eso, prepararlos. De cara al futuro, los perfiles técnicos continuarán siendo importantes. Las empresas reclamarán trabajadores “con visión global, experiencia internacional, adaptación a entornos cambiantes y flexibilidad, así como habilidades para el trabajo en equipo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor