Alemania multará con 50.000 euros el spam telefónico

OperadoresRedes

“Las ovejas negras de la industria se arriesgan a recibir multas importantes si importunan a los consumidores con llamadas no solicitadas”, asegura la ministra de Justicia germana.

A cualquier hora del día, en cualquier situación que se encuentre el abonado, el teléfono puede sonar para que, del otro lado, un teleoperador bien entrenado para no colgar el teléfono sin una respuesta ofrezca al usuario lo que él no ha pedido nunca. Es el llamado spam telefónico, una de las principales molestias de los consumidores.
Y, aunque en España las asociaciones de protecciones de datos ya han presentado la llamada Lista Robinson que evitará a quien no quiera recibir estas llamadas ser importunado con ellas, es Alemania uno de los países que ha presentado una de las normas más duras de los últimos tiempos para frenar el acoso publicitario telefónico.
“Las ovejas negras de la industria se arriesgan a recibir multas importantes si importunan a los consumidores con llamadas no solicitadas”, explica a Le Monde la ministra de Justicia germana, Brigitte Zypries.
Según datos del diario francés, las empresas que realicen spam telefónico tendrán que pagar una multa de 50.000 euros. Aquellas que ocultan su número para no ser identificadas por el receptor abonarán 10.000 euros.
La Administración alemana ha pedido la colaboración ciudadana: los alemanes que sean importunados deben comunicárselo a las autoridades. Ellas obligarán a los spammers a sacar la billetera.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor