Apple, Google y Microsoft se defienden frente a la acusación de evasión fiscal en Australia

Empresas

El comisario nacional de Hacienda cuestiona las alegaciones de los gigantes tecnológicos.

El comisario australiano de Hacienda, Chris Jordan, ha puesto en duda las afirmaciones de los gigantes tecnológicos Apple y Google sobre que todos sus ingresos por ventas en el país se han declarado a efectos fiscales.

Jordan ha mantenido un careo con las compañías ante la acusación de evasión fiscal tras una investigación abierta por la Oficina Australiana de Impuestos (ATO), tal y como recoge ZDNet.

El director general de Google Australia, Maile Carnegie, había argumentado que en 2013 la compañía facturó 58 millones de dólares, obtuvo unos beneficios de 46 millones y pagó solo 7,1 millones de dólares en impuestos.

La mayoría de los impuestos de la filial se abonaron en EEUU, donde se encuentra la sede mundial y la mayor parte de su I+D+i, con el consiguiente riesgo asociado.

Por su parte, Apple había afirmado que pese a que la compañía paga sus impuestos en Australia, su filial local es enteramente propiedad de Apple Irlanda.

La ATO ha impugnado su declaración, ya que algunos beneficios se han transferido a jurisdicciones de baja tributación, algo por lo que los de Cupertino ya han sido acusados en otras naciones.

En cuanto a Microsoft, el comisario ha explicado que se está estudiando su declaración acerca de que las ganancias de la filial australiana se tributaron principalmente en Singapur (alrededor 2.000 millones de dólares australianos), salvo 100 millones de dólares australianos, que se registraron en Australia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor