La apuesta más arriesgada de SAP

Empresas

La compañía alemana se decanta por el modelo de software bajo demanda, aunque con ciertas particularidades que deberá demostrar durante 2008.

Hace cuatro semanas, el gigante del software de gestión empresarial SAP daba a conocer su entrada en un nuevo modelo de negocio: las aplicaciones bajo demanda. A pesar de que las soluciones enmarcadas con la denominación SaaS (software como servicio) hace tiempo que llegaron al segmento de aplicaciones de gestión empresarial (ERP, CRM, SCM), no ha sido hasta ahora cuando la primera compañía mundial en este mercado ha decidido implicarse con el modelo.
Como ya informaba SiliconNews, A1S o Business ByDesign es el nombre que la compañía germana da a esta nueva aproximación, un anuncio que el propio CEO de SAP, Henning Kagermann definió durante su presentación como ?el más importante que he realizado en mi carrera?, esto es, en los 25 años que el directivo lleva trabajando en SAP.
El software bajo demanda o como servicio tiene la particularidad de que los usuarios no despliegan las aplicaciones en sus propios servidores, sino que acceden a ellas a través de Internet. En el caso de un sistema ERP o CRM esto implica una limitación de las funciones frente a las aplicaciones instaladas en los equipos del usuario. Pero esa es precisamente la idea del ‘on demand’: disponer de un software nada pesado, económico y sencillo de utilizar.
Siguiendo esta filosofía, la nueva oferta de SAP -que comprende módulos de finanzas, CRM, RR HH, gestión de proveedores o SCM-, “no se dirige a las grandes empresas, ni tampoco a las medianas con una gran demanda de soluciones verticales”, según enfatizaba Kagermann. Pensado para firmas medianas de entre 100 y 500 empleados que no tienen ERP, SAP Business ByDesign podrá utilizarse por un precio de 149 dólares mensuales por usuario con un mínimo de 25 usuarios, contando además con una versión más limitada en funciones de 54 dól ares al mes para un tope de cinco trabajadores.
Precisamente, la idea de SAP consiste en separar muy bien su oferta ERP bajo demanda y la versión instalada que utilizan actualmente sus cerca de 42.000 clientes a escala global. Esto creará sin duda una confrontación entre el equipo comercial de SAP y sus partners. Por un lado, los comerciales de la firma deberán competir entre sí para hacer prevalecer una versión frente a la otra, mientras algunos de los 2.500 partners con los que cuenta a escala global se encargarán de comercializar el nuevo software como servicio.

 
Y aunque los consultores coinciden en que la fórmula bajo demanda no es una solución aplicable a cualquier compañía, la línea de separación entre un modelo y otro no parece tan clara. Al contrario, lo más probable es que a medio plazo los usuarios opten por un entorno híbrido, utilizando por ejemplo el ERP ‘in house’ para gestionar los procesos empresariales de la sede central y pequeñas piezas ?on demand’ en las sucursales o empresas satélite.
No obstante y para subrayar más su idea de separar ambas aproximaciones, SAP ha creado Business ByDesign desde cero, con un código nuevo en un 95 por ciento y una renovada interfaz de usuario. Se trata por tanto de todo un nuevo modelo, y no solamente de un nuevo producto.
El diseño de este nuevo software ya fue anunciado por SAP el pasado año, cuando la compañía reveló una inversión de entre 300 y 400 millones de euros a repartir entre enero de 2007 y enero de 2009. El próximo año es por tanto el período clave que definirá si el gigante del software de gestión es capaz de rentabilizar esa inversión y, lo que es aún más importante, si podrá mantener los dos modelos de comercialización de forma independiente.
La firma germana estima que hay un mercado de pequeñas compañías que podrían optar por su software bajo demanda valorado en 15.000 millones de dólares. Al finalizar el primer trimestre del próximo ejercicio, SAP pretende contar con 200 usuarios de su nueva oferta, superando los 1.000 clientes al finalizar 2008 y multiplicándose así hasta que 10.000 compañías a escala mundial hayan adoptado Business ByDesign para 2010.

 
No obstante, el mayor competidor de SAP a escala global, Oracle, no está de acuerdo en las cifras de negocio que maneja su rival. Según ha declarado el CEO de la firma, Larry Ellison, los costes de desarrollo, marketing y soporte de un modelo bajo demanda no compensan los posibles beneficios procedentes de las compañías de pequeño tamaño. “Pensamos que el modelo es muy interesante, pero hasta ahora nadie ha conseguido definir cómo se puede ganar dinero con ello”, ha comentado.
Y es que aunque Oracle y Microsoft ofrecen algunas aplicaciones como servicios gestionados, en ningún momento han invertido en reescribir el código de su software para comercializarlo bajo esta fórmula.
Momento dulce
Sea como fuere, el software como servicio está viviendo un momento dulce en la industria ERP y CRM. La compañía de referencia en este sentido es Salesforce, que con más de 400.000 suscriptores ahora pretende extender su modelo de CRM ‘on demand’ a nuevas aplicaciones de gestión.
Y aunque SAP es una compañía de 13.000 millones de dólares frente a los 700 millones de la misma moneda que pretende facturar Salesforce en el presente ejercicio, esta última cuenta con un crecimiento anual del 50 por ciento. Otro dato: a la última conferencia de usuarios de Salesforce celebrada en San Francisco acudieron nada menos que 7.000 participantes, la mitad del número de asistentes a la conocida Sapphire de Atlanta.
Por su parte, los informes de las principales consultoras confirman esta escalada del software bajo demanda, gracias a la simplicidad y los mejores precios, a pesar de la dependencia que el cliente tiene tanto del proveedor host como de las líneas de comunicación. Así, IDC estima que el mercado de pago por uso podría generar un volumen de negocio de 4.500 millones de dólares a escala global en 2010.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor