Bruselas autoriza sin condiciones la compra de ONO por Vodafone

Empresas

Las autoridades comunitarias dan el visto bueno a esta operación que según su entender no pone en peligro la competencia en el agitado mundo de las telecomunicaciones y los medios de comunicación. El operador británico de telefonía móvil se hace con el operador español de cable por 7.200 millones de euros.

No es el único movimiento “telúrico” en el sector de las teleco españolas. Desde The Inquirer te hemos mantenido puntualmente informado de la adquisición de Canal + por parte de Telefónica y ahora se confirma la otra gran operación, en este caso en la competencia directa desde los dos ámbitos, el de la telefonía móvil y el de los contenidos televisivos de pago.

La estrategia es clara: con las conexiones de datos de banda ancha llega el acceso cada vez más frecuente por parte de los usuarios a los contenidos audiovisuales (música, vídeos, películas, series, programas de televisión…). Es decisivo para los operadores disponer de los derechos de los contenidos de manera el modelo de negocio cierra así el círculo al estar en las mismas manos el canal y la información que llega por él.

Desde Bruselas se ha comprobado que la competencia en el sector no queda perjudicada dado que además Vodafone y ONO complementan sus respectivos modelos en lo relativo a las telecomunicaciones ya que la primera se dedica prioritariamente a las comunicaciones móviles mientras que la segunda tiene como núcleo la red de cable de fibra óptica, por no mencionar que la segunda oferta canales de televisión de pago y la primera no.

Desde la Comisión Europea no se ve problema alguno en el posible solapamiento en cuanto a las líneas de telefonía fija que oferta Vodafone  y las líneas de telefonía móvil que oferta ONO por el reducido tamaño de ambos en relación con la competencia respectiva.

vINQulo

The Economic Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor