Cinco claves para instaurar en la empresa los hábitos del trabajo productivo

Empresas

Los líderes empresariales deben ser transparentes, accesibles, establecer metas y plazos realistas y contribuir con hechos, no solo palabras, al objetivo de la productividad y el éxito de la organización.

Implantar una cultura de la productividad en la empresa pasa por cinco puntos cardinales para ayudar a las organizaciones a consolidar unos derechos y hábitos del trabajo productivo.

Lo primero es la actitud. A la hora de seleccionar un grupo de candidatos estos deben estar técnicamente cualificados para los puestos pero, además, deben ser personas entusiastas. “Profesionales que aprenden del fracaso, reaccionan rápidamente bajo presión y no trasladan culpas”, ha señalado Jenna Fernandes, CEO de CareBooker.com, a The Fast Company.

Además, las reuniones de equipo deben comenzar con una agenda clara y concisa que incluya los objetivos para tomar decisiones. Después debe hacerse un seguimiento de las medidas adoptadas con plazos realistas para su ejecución.

Las metas pueden diluirse si se asignan plazos poco realistas y si se imponen con demasiada frecuencia peticiones “urgentes”.

Asimismo, un jefe debe ser accesible, estar disponible y conceder a los empleados tiempo para hablar y escucharles. Esto permite ejecutar más rápido los proyectos y extraer del diálogo ideas nuevas que pueden mejorar la empresa, sus procesos y productos.

Además, ser transparente y mostrar a los trabajadores cómo pueden conseguir sus metas, no solo con palabras sino con hechos, ayuda a que el equipo se sienta acompañado en el objetivo de la productividad y el éxito de la empresa.

En España, el año pasado un estudio reveló que el 78% de los ejecutivos nacionales valoró el trabajo flexible como medida para mejorar la productividad (tres puntos porcentuales por encima de la media mundial), no sólo por la reducción de desplazamientos o espacio de oficina no utilizado, sino también en cuanto a la eficiencia de los profesionales.

El 80% de los encuestados destacó el gran sentido de la responsabilidad que genera el trabajo flexible y el 71% lo asoció a un aumento de la creatividad.

Otras medidas valoradas para elevar la productividad de los empleados son ofrecer formación o formas saludables de ir al puesto de trabajo (andando o en bicicleta).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor