Dell volverá al mercado de la virtualización con nuevos servidores

AlmacenamientoCloudDatos y AlmacenamientoVirtualización

Pese a que todos los nuevos servidores x86 están diseñados para funcionar con
software virtual, Dell planea lanzar un modelo que se adapte específicamente a
esta nueva tendencia informática.

“Vais a ver como en la segunda mitad del año volvemos al mercado de la
virtualización”, explicó Jay Parker, director de la división de servidores
PowerEdge de
Dell
a CNET News. “Creemos que
hay una oportunidad de optimizar los productos hardware y rodear el software de
virtualización”.

Aunque Parker no da demasiados detalles sobre los planes de Dell, adelanta
que será un servidor con dos ranuras para procesadores. En los viejos tiempos,
esta configuración significaba una máquina de gama baja, pero en la actualidad,
con los procesadores de
Intel y pronto los
de AMD de cuatro
núcleos, este tipo de arquitectura sólo puede significar más potencia.

En este sentido, la virtualización permite que un único ordenador funcione
con múltiples sistemas operativos en compartimientos llamados máquinas
virtuales
, que consiguen una alta eficiencia y eliminan costes al reducir
el número de equipos en funcionamiento. También supone una buena base para
centros de datos más flexibles que puedan traspasar las tareas de una máquina a
otra según las prioridades de los horarios. Sin embargo, requiere nuevas
demandas para el hardware y añade un nuevo nivel en la complejidad del
software.

Aunque con dificultades, la virtualización camina inexorablemente hacia los
servidores x86, los que utilizan chips Xeon de Intel y Opteron de AMD.

VMware, subsidiaria
de EMC, fue pionera en estos
sistemas con servidores x86, pero el software de código abierto Xen construido
con productos Linux se enfrentan ahora al próximo Longhorn Server de
Microsoft y su
proyecto alternativo de virtualización llamado Viridian.

“En la actualidad, alrededor del 8 por ciento de los servidores de los
centros de datos funcionan con máquinas virtuales. En unos doce meses, el 100
por cien de los nuevos servidores vendrán preparados para la virtualización”,
explica una analista de
The 451 Group, Rachel
Chalmers. “No es del todo descabellado pensar entonces que ese 8 por ciento se
convertirá pronto en un 40 o 50 por ciento”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor