Dinero y marca, condiciones indispensables para el propio dominio

Empresas

El Icann cuenta ya con un listado de normas que regularán la creación de nuevas extensiones.

El dinero y el respecto a la marca serán dos de los ejes principales que regularán el acceso a la creación de dominios propios.
El Icann cuenta ya con una primera normativa sobre quiénes y cómo se podrán organizar los nuevos directorios virtuales. La organización sitúa, en primer lugar, un filtro económico, que evitará que cualquier particular invente su propio dominio.
La cantidad a pagar será de 185.000 dólares (unos 148.000 euros) y un poco menos de lo esperado, aunque aún así continúa siendo difícil de alcanzar para cualquier bolsillo, como informa Silicon News Francia.
Además, la democratización en el acceso a la red también se verá limitada por cuestiones de respeto a la marca. Las empresas serán las únicas en poder registrar su nombre.
Pocas posibilidades, por tanto, para los internautas avispados que esperaban hacerse de oro registrando antes que sus dueños extensiones como .microsoft o .google.
En este sentido, tampoco será posible registrar extensiones de gran parecido a las ya existentes, como pueden ser las corrupciones ortográficas de los actuales dominios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor