El plan B de T-Mobile en EEUU debería pasar por las OMV

EmpresasOperadoresRedes

La operadora filial de Deutsche Telekom podría alcanzar el éxito diversificando su oferta en una amplia variedad de operadores virtuales.

Tras lo acaecido los últimos días parece evidente que la posible adquisición por parte de AT&T de T-Mobile está muy lejos de hacerse realidad. O tendrá muchas complicaciones para llegar a concluirse.

La sombra del monopolio amenaza con frenar la unión de ambas telecos, por lo que ante este panorama, ¿qué debe hacer T-Mobile? Muchos eran los que lamentaban que la filial de Deutsche Telekom no tuviese un plan B ante esta posible contingencia.

Según la consultora Strand, la operadora tiene dos opciones, que pasan por vender su división estadounidense a otro actor competitivo en el mercado o por el contrario poner en marcha un plan B que pasa por interrumpir la estrategia seguida hasta ahora de ser una marca única.

La clave del éxito de T-Mobile, lejos de asociarse con AT&T, podría radicar en dejar de lado la continuidad de marca única para crear una amplia variedad de operadores móviles virtuales que dieran más oferta a un mercado de más de 300 millones de habitantes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor