El Supremo rechaza paralizar la aportación de las “telecos” a RTVE

Empresas

El ente público cierra 2010 con un déficit de 66 millones de euros, tras su primer año sin publicidad.

El empeño de Telefónica, Vodafone y ONO se queda por el camino. Según informa Europa Press, el Tribunal Supremo ha rechazado paralizar la aportación de los operadores de telecomunicaciones al presupuesto de RTVE, que, según Oliart, podría cerrar 2010 con un déficit de 66 millones de euros en su primer año sin publicidad. Para las telecos, estas disposiciones “no se ajustan a los principios constitucionales de la Directiva Europea de autorización de redes y servicios de comunicaciones electrónicas”, además de “establecer una nueva obligación tributaria no recogida en la Ley”.

Sin embargo, el Supremo entiende que la suspensión de los preceptos impugnados “supondría una grave perturbación de los intereses públicos”. El Ministerio de Presidencia, Ramón Jáuregui, ha señalado por su parte que la pretensión de las telecos de suspender su aportación a RTVE habría hecho necesario reformular el presupuesto de la Corporación hasta la resolución definitiva de la demanda formulada por dichos operadores, con los “evidentes perjuicios” que ello hubiera supuesto para la viabilidad de RTVE. Así, Jáuregui se ha mostrado satisfecho por la decisión judicial y se ha mostrado convencido de la “plena legalidad” del modelo de financiación.

Respecto al abultado déficit de 66 millones de euros que ha acumulado el ente público en este 2010, el presidente de RTVE, Alberto Oliart, ha comunicado que la Corporación encara el 2011 con un plan de austeridad, aclarando que ha sido una “obsesión” ahorrar “al máximo” en todos los conceptos que se pueden denominar como gastos generales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor