Escándalo Gowex: el fraude multimillonario del WiFi gratis

Empresas

Instituciones políticas, económicas, judiciales… todas han vuelto en estos últimos días sus vigilantes ojos a la empresa que dirigida por un carismático Jenaro García prometía desarrollar un millonario negocio en torno a la implantación de una red de acceso gratuito a WiFi. La burbuja ha estallado desvelando que detrás sólo había un fraude financiero sin sustento en un negocio que realmente funcionase.

Con presentaciones al más puro estilo de las grandes empresas 2.0 de Estados Unidos la firma Gowex extendía su modelo de negocio de accesos gratuitos a WiFi en busca de inversores, con la promesa de que gracias a los anunciantes y a los ventajosos acuerdos con diversas operadoras telefónicas allí había posibilidades de hacer dinero… mucho dinero. Pero no ha sido así.

El objetivo del alma mater de Gowex, Jenaro García, parece haber sido “inflar” artificialmente el presunto valor de la empresa con vistas a una deslumbrante salida a Bolsa, pero por el camino olvidó que además de parecerlo, la empresa debía ser un negocio si no floreciente al menos con un trasfondo re rentabilidad real del que ahora sabemos que carecía. A pesar de que las cuentas anuales habían sido revisadas por algunos analistas no fueron muchos los que todo lo más detectaron algunos pequeños detalles mínimamente sospechosos pero que tampoco permitían aventurar lo que finalmente ha salido a la luz. Todo parecía más o menos en regla.

La pasada semana Gotham Research hacía público un informe en el que acusaba directamente a GoWex de falsear sus cuentas hasta el punto de valorar las acciones en cero euros pero incluso con tan tajante afirmación aún había quien le restaba importancia calificándolo de “argumentación especulativa” por tratarse de una firma que en sus recomendaciones a inversores había apostado por la caída de valor de Gowex. La respuesta del mercado fue un importante descenso en la cotización, próximo al 50 %.

La empresa de Jenaro García insistió al órgano regulador del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en la bondad de sus cuentas pero desde todas partes comenzó a llegar información sobre las sombras de duda, hasta ese momento mínimas, que Gowex había ido suscitando entre distintos agentes hasta que el MAB decidió suspender la cotización de la empresa el pasado jueves mientras se aclaraba la situación.

El examen minucioso de las cuentas permitió descubrir entre otras cosas la contabilización de gastos operativos como inversión, con un reconocimiento de ventas que traslucía un esquema de Ponzi (las conocidas como “estafas piramidales”). Finalmente el lunes se reconoció el fraude, Jenaro García dimitió y Gowex solicitó el concurso de acreedores. Se calcula que el 90 % de los ingresos reportados en realidad nunca existieron.

Distintas voces apuntan a un peligroso funcionamiento erróneo del mercado finnanciero en distintos niveles: analistas, auditores, proveedores… especialmente los primeros dado que el informe que ha destapado esta inminente “burbuja inalámbrica” elaborado por Gotham Research no es ni más ni menos que el mínimo imprescindible ante la llegada al mercado de un actor como Gowex.

Mientras tanto y ante la posibilidad de que la gran mayoría de los inversores captados no puedan recobrar lo invertido, la Asociación Europea de Inversores Profesionales ha solicitado a la Fiscalía la detención de Jenaro García para tratar de evitar el riesgo de fuga así como el de destrucción de pruebas. Se elevaría a 5.000 personas el número de afectados con unas pérdidas en torno a 900 millones de euros.

vINQulo

El Confidencial

El Mundo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor