Exempleados demandan a Apple por el tiempo que pierden mostrando sus mochilas al salir de trabajar

Datos y Almacenamiento

Más madera para el departamento jurídico de Apple. En este caso no es un competidor ni un tema de patentes lo que lleva a la manzana mordida a los tribunales sino que el problema llega desde dentro puesto que el origen está en antiguos trabajadores de las tiendas Apple Store que reclaman por el tiempo que se ven obligados a esperar mientras se revisan sus mochilas, bolsos y demás antes de abandonar el establecimiento, dado que no les computa como tiempo de trabajo, y al cabo del año son muchas horas no remuneradas.

Antiguos empleados de las tiendas que Apple tiene en Nueva York y Los Ángeles (las de mayor tamaño y con mayor plantilla) se han puesto de acuerdo para demandar a la empresa de Cupertino por el tiempo que se les hacía esperar hasta que se comprobaba por parte de la seguridad de los establecimientos que no llevaban consigo nada que no debieran. Las esperas tenían un promedio de duración de 30 minutos y el problema es que no se contemplaban como tiempo de trabajo y por tanto no se les remuneraba lo que al cabo del mes podía suponer el equivalente a jornada y media de trabajo. Al cabo del año representa algo aproximado a trabajar quince días gratis porque si bien no realizaban ninguna función laboral en la práctica tampoco podían abandonar el lugar de trabajo. Se ha calculado que esto supone para cada trabajador $1.500 anuales.

demanda apple

Debido a los estrictos horarios de trabajo en tiendas en las que además hay un gran número de trabajadores son muchos los que salen a la misma hora en los cambios de turno o en las pausas para comer, y esa aglomeración provoca largas esperas mientras se registra y cachea a los empleados para comprobar que no abandonan el Apple Store llevando consigo algún producto de manera indebida.

El tiempo mínimo de espera rara vez baja (según los demandantes) de los 5/15 minutos, lo que puede hacer que en ocasiones, y sumando las pausas mencionadas para comer y la propia salida del establecimiento al final de la jornada laboral, multiplicado por el número de días trabajados al cabo del año, supone un buen montón de minutos y horas, hasta convertirse en el referido equivalente a medio mes, período de tiempo en el que no puede abandonarse el lugar de trabajo pero cuya estancia en el mismo no resulta compensada por cantidad económica alguna, que es lo que reclaman en compensación al entender los demandantes que se viola la legislación laboral de los estados de Nueva York y California.

vINQulo

GigaOM

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor